Belén Pardo - Marketing & Communications Manager de KPMG
23/11/2015 | e-Commerce, Marketing Digital
Comercio electrónico en moda

El mundo cambia a una velocidad vertiginosa, y uno de los motores de este cambio es que cada vez compramos menos en los establecimientos tradicionales y más a través de la tecnología. El comportamiento de compra ha cambiado considerablemente en los últimos años. El consumidor es omnicanal y espera acceder a contenidos, productos o servicios sin limitaciones físicas o temporales.

Inevitablemente, la industria de la moda ha sufrido muchas alteraciones, y una completa revolución. Los consumidores de hoy entienden la comodidad como la capacidad de acceder a una gama completa de artículos a través de dispositivo móvil, aplicaciones, pc o en la tienda; accesos en muchos casos desde contenido generado por el propio consumidor (CGC), y por último poder elegir la mejor opción de envío y entrega. En este sentido, muchas marcas de moda y retailers han actualizado sus modelos de negocio considerablemente , se han armado con las últimas tecnologías para mantener el ritmo de los consumidores más exigentes y mantenerse por delante de la agresiva competencia de las startups.

A pesar de los esfuerzos de las marcas y los retailers de moda para adaptarse a estos cambios, todavía vemos alteraciones y obstáculos a lo largo de algunos procesos: escasa prueba social de la compra, falta de capacidad para probarse los artículos, y las devoluciones son desafíos que siguen siendo necesarios abordar. Sin embargo merece la pena destacar la enorme evolución que está viviendo el comercio electrónico de moda (tanto desde la parte vendedora como la perspectiva del consumidor). Por ello me gustaría apuntar a continuación cinco tendencias que validan el futuro brillante del comercio electrónico de moda…

Comentarios

Deja tu comentario: