blog corporativo

Demasiado ruido, o buzz que se dice en Social Media, para hacerle un hueco al blog corporativo. Con tanta vorágine de actualizaciones en las redes sociales más asentadas: la compra de LinkedIn por parte de Microsoft, las próximas stickers que añadirá próximamente como novedad Twitter, la indiscutible irrupción de otras más nuevas, con Snapchat perfilándose como el futuro-presente… El blog corporativo queda siempre como el gran olvidado. Algo casi de la anterior década. Comunicación corporativa que no puede competir en inmediatez con las redes sociales...

Y sin embargo, al eclipsante ruido de las redes sociales también habría que reconocer cierta querencia por lo hype en el sector. A nuestros clientes corporativos no se les explica con claridad la necesidad de añadir al mix de medios sociales un blog corporativo. Y este elemento es absolutamente imprescindible. Mucho más si cabe cuando se traten temas más corporativos como la RSE, fundaciones u otros más allá de los productos y servicios.

Redirigir tráfico captado en los canales sociales a una web totalmente estática y sin actualizar, y que –además- carece de fundamentos básicos de usabilidad, como sería el aterrizaje en Landing Pages específicas, no hará sino incurrir en el aumento de la tasa de rebote del site y su consabida penalización.

Sin un canvas de contenido, que sería el principal beneficio del blog corporativo, además de la optimización del SEO de la web, no tiene sentido apostar por subir la cifra de referrals vía redes sociales, si luego el usuario no ve la utilidad al llegar a un site inmóvil o un ecommerce abigarrado, donde tendrá que ponerse a buscar un producto.

No es la primera vez (y me temo que así seguirá siendo), que me encuentro con un Plan de Social Media donde el cliente impone como mandatory el abrir canales en prácticamente todas las redes sociales, olvidándose del blog corporativo en el mix de medios propios. Y la consecuencia más previsible será perder por el camino gran parte del esfuerzo de publicaciones, cuyos links llegan a ninguna parte, cuando el blog corporativo podría tener el papel de pasarela para reforzar la venta o generar un mayor engagement. Situación proclive a convertir al usuario en un lead (que al final es lo que buscamos todos)

Sabedor de este beneficio, el Marketing de Contenidos tiene al blog corporativo como uno de sus pilares estratégicos. Una comunicación más personalizada y que responda a las demandas concretas que el usuario pide al cajetín de búsquedas de los SERPs, que es ese Long Tail necesario por el que las empresas tienen que apostar. Así como, en el caso de las corporaciones B2B, convertirse en el líder de conocimiento en de su nicho de mercado. Audiencias que, bien identificadas, están ávidas de contenido de calidad. El lugar donde tus verdaderos Influencers podrán co-crear contenido relevante para tu marca. El espacio donde explicar una idea-larga en caso de crisis de Social Media… Motivos todos más que suficientes para incluir siempre un blog corporativo en tu Plan de Social Media, aunque seas una Pyme.





Descargar e-Book




Comentarios

Deja tu comentario: