TICs en las empresas: hacia la transformación de la producción industrial - ICEMD

Las tics en las empresas nos presentan un nuevo abanico de posibilidades a la hora de encarar los retos que nos presenta el rápido avance de la disrupción digital. En este artículo veremos las diferentes alternativas que podemos encontrar hoy en día en el ámbito tecnológico del sector industrial.

Existen diversos procesos y dinámicas, posibilitados por las tics en las empresas, que permiten hacer frente a los retos de hoy en día desde el punto de vista industrial.

Retos como la sostenibilidad del producto, la personalización de los componentes, la correcta gestión del ciclo de vida de los productos, y la disminución de los plazos de desarrollo, son abordados desde una perspectiva más eficaz gracias a las tecnologías que listaremos en este artículo.

Las posibilidades que nos brindan, nos permiten (entre otras muchas cosas) la interconexión entre máquinas y la autonomía de las mismas, lo cual abre un abanico extremadamente amplio de alternativas para gestionar de una manera mucho más eficaz todos estos retos.

Tics en las empresas: Principales tecnologías al servicio de la industria 

Así pues, pasemos a listar dichas posibilidades tecnológicas:

Si conocemos los parámetros de funcionamiento que los sensores de las propias máquinas nos envían, podemos utilizar la información para modificar y ajustar nuestros procesos para diferentes propósitos: Programas de eficiencia energética, mantenimiento preventivo (teniendo la posibilidad, incluso, de efectuar un mantenimiento antes de que falle la pieza evitando así los costes de una parada mayor)…

Ésto igualaría en costes a la externalización en otros países donde la mano de obra es más barata, permitiendo la relocalización.

Así, podríamos efectuar pruebas y simular ensayos con el objetivo de acortar los procesos de desarrollo de los productos.

Y no sólo eso, también nos permitiría comprobar el encaje de su fabricación en la planta. Como consecuencia, tendríamos una producción eficiente y optimizada.

Ya no hay empresas ni departamentos estancos, ya que se hace necesario que estén comunicados y trabajando conjuntamente.

El IoT industrial permite esa interacción entre las máquinas y los propios componentes que están fabricándose, los cuales pueden mandar información a la máquina.

Esta información podría contener feedback de un gran valor para la máquina sobre su propio funcionamiento. Y lo que es más, posibilita la toma de decisiones sobre los parámetros de la propia máquina.

No obstante, todavía es demasiado prematuro pensar en una fabricación en serie de fabricación aditiva por los costes y el tiempo que lleva.

Existen ejemplos, como la fabricación de repuestos para coches históricos, en el cual mantener una línea de producción no tendría sentido. En este caso se usaría la capacidad de fabricación de aleaciones metálicas.

Cabe destacar también la posibilidad de producir pequeñas series de productos personalizados, con el uso de estos procesos.

Algunos ejemplos los constituyen la selección de componentes en almacén o el envío de instrucciones de reparación a dispositivos móviles, posibilitando la realización de dichas reparaciones por parte de personal sin el conocimiento técnico necesario.

¿Quieres aprender a diseñar productos inteligentes conectados y ser más eficiente en su fabricación? Fórmate con el Programa Superior en Internet de las Cosas e Industria 4.0 de ICEMD. Toda la información y matrícula, aquí.

Comentarios

Erik - hace 5 dia

The content bring great value for readers. I can't stop reading news in this site everyday spotify web player

sophia - hace 18 dia

Oh! This article has suggested to me many new ideas. I will embark on doing it. Hope you can continue to contribute your talents in this area. Thank you. light novel

Deja tu comentario: