tecnologia del futuro

España es un país de servicios, donde la innovación sigue viéndose como un riesgo, no como una oportunidad. La digitalización y la tecnología del futuro pondrán muchos negocios en manos de grandes empresas extranjeras, que aquí juegan con ventaja.

Hace unos pocos días, estuve en el CES 2018 de Las Vegas, concretamente en el pabellón de la Innovación: de las nuevas compañías tecnológicas, de la tecnología del futuro y de los productos innovadores. Allí pude ver a emprendedores de todos los países europeos, quienes lucían con orgullo sus camisetas a juego con un logo o marca representativa, customizada con los colores de su bandera.





Descarga gratis la guía: Retos oportunidades y consejos de la Economía Digital




Los franceses, más de 50 expositores. Los italianos superaban los 40. Los holandeses, con decenas de startups, contaban con el mismísimo príncipe heredero en carne y hueso: les acompañaba en la aventura emprendedora, abriéndoles oportunidades de negocios allí, utilizando su influencia y haciendo lobby con empresas estadounidenses.

Alemanes, ingleses… Y, ¿españoles? Seis. Sí, sólo seis, casi abandonados en una esquina de uno de esos interminables pasillos. Cuando pasé a saludarles, casi lloraron de felicidad.

Tecnología del futuro en España: ¿por qué no llega? 

¿Qué es lo que falla en nuestro país? Pues, empezando por los políticos y la enseñanza, siguiendo por los directores generales de muchas compañías y terminando por la poca actitud que demuestran millones de españoles, que se aferran a su puesto de trabajo y que se conforman con recibir la nómina a final de cada mes.

Señores: ¡el trabajo para toda la vida se ha acabado! Lo de reducir la precariedad laboral es un timo porque, en un futuro no muy lejano, alguna compañía extranjera los sacará definitivamente de esa zona de confort funcionarial que tienen muchos profesionales en este país.

¿Cómo fue posible Silicon Valley? Pues muy sencillo: emprendiendo desde la escuela, siguiendo por la universidad y poniendo menos trabas para que los jóvenes creen su propia empresa. Eso les llevó más de 30 años y aquí, ¿pretendemos hacerlo en cinco? Es necesario un cambio cultural urgente y promover el concepto del riesgo, de la pasión por disfrutar de hacer un trabajo. Y por supuesto, de implantar la tecnología del futuro.

Además, en un mundo en el que cada vez mandan más las tecnologías, trabajar la empatía y el poder emocional de las personas son los retos a afrontar si queremos garantizar nuestro puesto de empleo. En este vídeo podemos ver qué puestos de trabajo desaparecerán en el futuro.

Claves para implantar la tecnología del futuro y la deseada transformación digital 

Dejémonos de hacer APPs para el móvil y de ponernos a hacer ahora portales de eCommerce, como va a hacer Mercadona. Pensemos que la clave de la tecnología del futuro y la transformación digital son las personas, los líderes, la metodología y la tecnología.

Si durante años no lo has hecho, incluso lo has maltratado, como en el caso de la Banca, y ahora, con prisas, empujas al cliente, que es el centro de todo, le cierras oficinas, le incitas a que compre por Internet, a que se convierta en digital, lo vas a perder y mucho antes de lo que piensas.

¿Los motivos? Empresas que no pagan impuestos en España, que juegan con ventaja en cuanto a protección de datos, que están acostumbrados a “conectar cosas”, te van a robar el cliente, con un simple whatsappito. Por si fuera poco, ni lo habrá escrito una persona: Alexa, Cortana, Siri o Google lo habrán conquistado, ya que le conocen mejor que su propia madre.

¿Cuál es la solución? Formación, formación y formación. Hasta el último trabajador, empresario o autónomo de este país debe prepararse para esa ola, ese tsunami que se ha formado a lo lejos y que va a arrasar con todo.

Reacciona y lidera la transformación digital y la tecnología del futuro formándote con el Senior Management Program en Digital Technology de ICEMD. Toda la información y matrícula, aquí.





Descargar e-Book




Comentarios

Deja tu comentario: