Metodologia lean

Para responder a esta cuestión debemos repasar los fundamentos de la metodología lean y evaluarlos de acuerdo a las características generales de un proyecto digital para ver el grado de alineamiento que se da entre ellos. Si bien el inicio de la metodología lean tiene ya algún tiempo, podríamos decir que el inicio lo marca en 2011 el libro de Eric Ries ¨El Método Lean Startup”. En estos últimos años está teniendo un auge muy importante y se ha convertido en la Biblia dentro del ecosistema emprendedor.

La metodología lean está indicada en procesos de innovación o de generación de iniciativas emprendedoras para la creación y lanzamiento de nuevos productos. Viene a romper con el enfoque tradicional de generar un Plan de Negocio y propugna una capacidad de definición ágil y flexible, el uso eficiente del capital con un control austero del gasto, el fomento de la creatividad, y el entender bien qué es lo que quieren realmente los consumidores como núcleo central.

Metodologia lean

Tal y como se observa en la representación gráfica de la metodología lean, se trata de pasar de la idea a un primer producto denominado Producto Mínimo Viable (PMV), que en muchos casos no es más que una simulación del producto tan sólo para medir la demanda real, es decir, cuántas personas están dispuestas a comprar nuestro producto o servicio. Aquí radica una de las principales diferencias respecto al enfoque tradicional: para conocer al cliente no se le pregunta a través de un estudio de mercado al uso, sino que se establece una hipótesis a validar y se valida en la operativa de negocio real.

Un clásico ejemplo de este PMV lo representa el inicio de la empresa Zappos, hoy líder del e-commerce del calzado en USA. Ellos fotografiaban los zapatos y los ponían en su web, y sólo en el caso de que el cliente los solicitase, los compraban en la tienda y se los mandaban al cliente. Así su PMV fue tan sólo una web con algunas fotografías de los zapatos de forma que les permitiese con la operativa real validar su modelo de negocio.

Por tanto, una vez se pone en marcha la medición de la hipótesis que subyace en el PMV, se generarán unos datos que nos permitirán el aprendizaje (que es de lo que se trata) para poder validar la hipótesis (y por tanto optimizaremos este aspecto evaluado), o bien si el resultado no ha sido bueno pivotaremos hacia otra posible solución, y volveremos a iniciar el ciclo.

De esta metodología se desprenden lo que consideraría los tres pilares de la metodología Lean Startup:

Estos tres aspectos coinciden plenamente con fortalezas propias del Digital Business

En definitiva, parece claro que esta nueva metodología Lean Startup ha llegado para quedarse, y de hecho ya se ven algunas evoluciones como el Lean Canvas, el Running Lean y otros…  

Sus fortalezas y pilares son aplicables en todo tipo de empresas en términos de tamaño o sector, y por supuesto por naturaleza digital u offline. Sin embargo, es también claro que las propias características del entorno digital hacen de éste un entorno idóneo para la aplicación de esta metodología y, por tanto, sería difícil encontrar un caso de uso en el que no fuera recomendable su adopción.





Descargar e-Book




Comentarios

Deja tu comentario: