curso design thinking

Aunque el concepto Design Thinking tiene más de dos décadas, ¿cuáles son sus ventajas y por qué ha tomado tanta importancia en los negocios y la formación? Hoy te explicamos cómo un curso de design thinking puede ayudarte en tu empresa.

Desde su nacimiento, hace más de 20 años, el Design Thinking ha sido mencionado en charlas y ponencias alrededor del mundo. Sin embargo, ¿en qué consiste el Design Thinking y por qué es tan útil en empresas y universidades? ¿Qué ventajas te aportará un curso de Design Thinking?





Descarga gratis la guía: Retos oportunidades y consejos de la Economía Digital




¿Qué es el Design Thinking?

Design Thinking es una metodología que aplica la visión de los diseñadores en la resolución de retos reales con foco en las personas. Es una estrategia convertida en proceso, permitiendo así que pueda ser aplicada en distintos contextos: desarrollo de nuevos productos, estrategia empresarial o resolución de retos complejos, entre otros.

En otras palabras, es un paso a paso de cómo deben ser abordados los retos para encontrar soluciones innovadoras, basándonos en una necesidad real y testando la solución con el mercado. Aunque existen distintas escuelas y puedes encontrar esta metodología con distintas fases, todas concuerdan con que tiene tres etapas principales:

Ventajas del Design Thinking 

Aunque existen distintas ventajas del uso del Design Thinking, estas se pueden resumir en tres:

Design Thinking en los negocios 

Por estos motivos, el Design Thinking no sólo está siendo usado por startups y emprendedores, sino que también grandes empresas han descubierto sus beneficios y lo incorporan como parte de su día a día. Actualmente, empresas como Gas Natural Fenosa o Banco Santander están implementando esta metodología para generar soluciones que aporten valor a sus clientes.

BBVA, por ejemplo, ha realizado eventos para redefinir el futuro del dinero utilizando como base la aplicación del Design Thinking. En estos eventos se reúnen distintos expertos tanto en banca como en otros sectores (incluyendo startups competidoras) y se trabaja en conjunto para generar soluciones a los retos del futuro. Este enfoque de Innovación Abierta es compatible con la metodología Design Thinking porque entiende que la solución no parte de una gran corporación, sino de un conjunto de personas multidisciplinares que, trabajando en conjunto, son capaces de generar soluciones innovadoras y disruptivas.

De hecho, para mejorar el entendimiento de sus clientes, las grandes empresas están incluyendo esta metodología en sus procesos de innovación y en el día a día de sus empleados. Esto permite que todos los empleados de todos los departamentos desarrollen un pensamiento crítico e innovador, y generen soluciones a sus problemas actuales, no sólo en la creación de nuevos productos, sino en la mejora de procesos actuales.

Beneficios para los que estudien un curso de Design Thinking 

Entre los beneficios para los que estudian esta metodología, se encuentran:

El Design Thinking es, cada vez más, una metodología que debe ser conocida e implementada tanto por personas que inician su carrera profesional, como por perfiles de media/alta responsabilidad en las organizaciones. Por todo esto, estudiar un curso de design thinking es una solución óptima para avanzar en tu carrera profesional y aumentar la ventaja .

Si quieres profundizar en herramientas y casos prácticos para potenciar tu desarrollo profesional, te recomendamos el Senior Management Program in Digital Innovation de ICEMD. Toda la información que necesitas, aquí.





Descargar e-Book




Comentarios

NANCY - hace 2 mes

¿De qué manera la metodología del Desing Thinking puede ser utilizada en un producto?

Maricielo - hace 3 mes

Buenos días: soy de Perú y vivo aquí, quisiera saber si dictan el Curso Design Thinking por web, cúal es el precio y cómo funciona la certificación. Muchas gracias desde ya por su tiempo. Saludos.

Deja tu comentario: