mejorar atencion al cliente

¿Por qué no aplicar los hallazgos de la neurociencia a la mejora de la atención al cliente? Recordemos que captar a un cliente es mucho más caro que mantener a uno que ya se tiene… Reflexionemos sobre estas cuestiones.

La década de los 90 fue conocida como la década del cerebro debido al auge del estudio de éste por parte de distintas disciplinas científicas. Entender el cerebro permitiría conocer mejor el comportamiento humano y analizar en profundidad la toma de decisiones de consumo como piedra angular de este sistema. Y en este sentido la Neurociencia se enriqueció de fuentes menos convencionales como la economía del comportamiento, surgiendo disciplinas específicas con la Neuroeconomía o el Neuromarketing.

Estas disciplinas han avanzado bastante y hoy se conoce mucho mejor el cerebro y su impacto en la toma de decisiones en general y de consumo de productos en particular, y por supuesto aplicables al fin y al cabo al consumidor en la mejora de la atención al cliente.





Todos estos avances han demostrado que ciertos estímulos tienen una causa-efecto comprobada que se puede anticipar, conformándose lo que se denomina Neurociencia Aplicada. Se tiene evidencia por ejemplo (en muchos casos políticamente incorrecta) de las enormes diferencias entre el hombre y la mujer. Está comprobado que el hombre tiene que hacer un esfuerzo extra para escuchar el tono de voz femenino, y mientras el hombre es capaz de distinguir 8 colores las mujeres distinguen 22.

Llegados a este punto, cabría preguntarse, algunas cosas: ¿por qué todos estos avances se están aplicando al marketing y a la venta, dejando a la mejora de la atención al cliente en un muy segundo lugar? ¿No es cierto que captar a un cliente es mucho más caro que mantener uno que ya se tiene? ¿Por qué no se aplica a la mejora en la atención al cliente?

¿Acaso no se puede aplicar los avances que la Neurociencia ha logrado en el Marketing a la Atención al cliente? Se me ocurren algunos planteamientos cuyo fundamento está en la neurociencia y que serían fácilmente aplicables:

Al final, se trata de puntos básicos y conocidos que, sin embargo, podrían ser afinados con el desarrollo de aplicaciones de la Neurociencia más concretas. Estoy convencido que un estudio pormenorizado podría desarrollar muchas otras, definiendo políticas y comportamiento que podrían poner en valor estos avances de la neurociencia en la mejora de la atención al cliente.

Creo, por tanto, que la aplicación de la neurociencia a la mejora en la atención al cliente tiene hoy en día una barrera más cultural que de verdadera aplicabilidad, y que se trata de un aspecto que desde los departamentos de Atención al Cliente deberemos avanzar, promoviendo el uso de la neurociencia para su aplicación en la atención al cliente…  quién sabe quizás podría suponer el germen de una nueva disciplina el NeuroCustomer.

El Máster en Customer Centric Management de ICEMD, El Instituto de la Economía Digital de ESIC, dota a los profesionales de conocimientos y best practices para enfrentarse a los desafíos del contexto digital en el que nos encontramos. Puedes encontrar toda la información sobre esta formación especializada aquí.





Descargar e-Book




Comentarios

Deja tu comentario: