Inicio > Medios de pago en e-commerce B2C

Medios de pago en e-commerce B2C

Recurso artículo | e-Commerce | 4 minutos de lectura


Álvaro Gómez Vieites
Consultor e-commerce freelance y profesor en ICEMD

Medios de pago

Distintos estudios realizados en estos últimos años coinciden en señalar que la principal preocupación de los usuarios españoles (y también de otros países) es la falta de confianza en la seguridad en las transacciones realizadas en Internet.
En principio, podemos afirmar que cuantos más medios de pago se puedan incluir en una tienda on-line, más opciones tendremos para convencer al cliente de que compre en dicha tienda.
Además de los medios de pago tradicionales, como el pago contra reembolso, la transferencia bancaria o la tarjeta de crédito/débito, desde hace algunos años se han propuesto medios de pago específicamente creados para poder operar en Internet, como Paypal, y más recientemente para dar soporte a las compras realizadas desde dispositivos móviles (m-commerce), como Apple Pay, Samsung Pay o Android Pay. Paypal goza de una gran popularidad en los pagos entre particulares (comercio C2C) y en los últimos años se ha extendido también al comercio electrónico B2C, con un número cada vez mayor de tiendas on-line que lo incluyen como una alternativa más para sus clientes.




Descarga gratis la guía: Las 10 competencias para triunfar en la Economía Digital





Si tenemos en cuenta los datos facilitados por el informe sobre comercio electrónico B2C en España de 2015 realizado por el ONTSI (Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información: http://ontsi.red.es/), podemos comprobar cómo los medios de pago tradicionales siguen siendo los más utilizados, al igual que en otros países de nuestro entorno, destacando especialmente el uso de la tarjeta de crédito, presente en casi dos tercios de las operaciones de compra on-line. Para poder utilizar la tarjeta de crédito como medio de pago en una tienda on-line es necesario utilizar un Terminal Punto de Venta (TPV) virtual. En la actualidad, numerosas entidades financieras ofrecen este servicio a las tiendas y empresas que deseen comercializar sus productos y servicios a través de Internet.
Cuando se paga a través de un TPV virtual, los datos de la tarjeta de crédito del comprador sólo son conocidos por la entidad financiera que gestiona el TPV. Además, la comunicación entre el ordenador del comprador y el TPV virtual se realiza de forma segura, utilizando el protocolo seguro SSL. Hay que tener en cuenta que existen dos bancos implicados en el proceso, el banco adquirente o del vendedor (entidad responsable del TPV virtual) y el banco emisor o del comprador (entidad financiera que ha emitido la tarjeta con la que se realiza la operación de pago). La tienda on-line es la que debe soportar la comisión por el pago con tarjeta de crédito, denominada “tasa de descuento”.
Una de las iniciativas destacadas que se han implantado para reducir el fraude en la compra mediante tarjetas de crédito en Internet es el sistema 3D Secure, que permite autenticar al titular de la tarjeta, es decir, garantiza que el cliente que está usando un número de tarjeta es realmente el titular de la misma. Para ello, en el momento de autorizar la transacción desde la pasarela TPV virtual se establece una conexión con el banco emisor de la tarjeta de crédito/débito, quien procederá a realizar una comprobación de la identidad solicitando una clave secreta previamente registrada por el titular en el servicio de banca electrónica de la entidad. De este modo, la tarjeta de crédito/débito pasa a estar “securizada”, garantizando el banco emisor la autenticidad del titular y la validez de la transacción.
Conviene destacar, por tanto, que con el uso de las tarjetas “securizadas” son las entidades emisoras las que responden en caso de una operación fraudulenta, ya que se confirma la identidad del titular de la tarjeta en cada transacción. El sistema 3D Secure fue implementado por VISA a través del servicio “Verified by Visa” y por Mastercard a través del “Mastercard Secure Code”, y su utilización se ha incrementado de forma importante en estos últimos años.
Por último, y teniendo en cuenta la dimensión internacional del e-commerce, también es conveniente conocer e implementar en una tienda on-line algunos medios de pago que se han hecho muy populares en ciertos países, como pueden ser el chino Alipay, el brasileño Boleto Bancario o el holandés i-Deal.




Descargar e-Book





Recursos relacionados

07 Oct 2016
Experiencia del cliente: ¡hagamos que sea única!

Empieza a colarse la luz del sol por las rendijas de la ventana cuando suena el despertador. Me levanto con los ojos entreabiertos y comienzo el ritual de la mañana. Mi cabeza poco a poco empieza a desperezarse y los primeros pensamientos aparecen en forma de alarmas mentales. Recuerdo que tengo que pasar por el tinte y que hoy he quedado para comer con un amigo.

06 Oct 2016
La experiencia de compra de los Millennials: cómo llegar al centro de su corazón

En su libro Gen BuY, Yarrow Kit y Jayne O’Donnell comparten una predicción que mientras más cerca estamos, más se constata, y que debe hacer que muchos retailers piensen cómo están vendiendo actualmente: “En 2017, los Millennials serán la generación con más poder adquisitivo que jamás haya existido”… Esta generación está constantemente conectada y es “socialmente dependiente” por tanto, creen más en los comentarios (contenido generado por otros usuarios) que consiguen en la red que en la información compartida por la propia marca.

04 Oct 2016
La importancia del CLM en Marketing en la industria farmacéutica

Hace unas pocas semanas, sentado en la mesa de un importante laboratorio farmacéutico, estábamos los asistentes que solemos colmar las reuniones de Marketing de la industria farmacéutica ante un lanzamiento de producto: la agencia de comunicación (o de publicidad o marketing estratégico para aquellos que les gusta diferenciarlas), el product manager de la marca, y un asistente de marketing.

03 Oct 2016
¿Anuncios cortos o largos? Los Expanded Ads de AdWords

Cuando lo pregunto en clase todos dicen “¡corto, corto!”. Ahora viene Google AdWords y nos aumenta un 50% el número de letras que podemos poner en un anuncio. Entonces, ¿mejor largo?