Talento digital

¿Qué puede y debe ofrecer un profesional que quiera crecer, aprender y disfrutar en la empresa actual que demanda Talento Digital?

Resulta una obviedad que las habilidades técnicas y el dominio de las redes sociales son requisitos imprescindibles para el profesional actual que quiera trabajar en un entorno digital. La capacidad para seleccionar e interpretar datos que circulan por la Red convirtiéndolos en información útil para la toma de decisiones es un atributo sin duda valorado en los profesionales digitales junto al propio dominio de las redes sociales.







Pero, ¿es eso suficiente? La respuesta es sencilla: todo depende de lo que queramos aportar a la empresa y nuestros deseos de desarrollo futuro. Si nos conformamos con ser meros ejecutores tecnológicos de la estrategia empresarial, esas habilidades técnicas pueden ser suficientes. Pero si aspiramos a formar parte activa como líderes transformadores de nuestras organizaciones, ese conocimiento técnico supondrá únicamente una pequeña punta del iceberg llamado Talento Digital.

Las organizaciones de hoy se desenvuelven en entornos cambiantes como nunca antes en nuestra historia. El talento digital implica utilizar las herramientas y los conocimientos y aplicarlos a los procesos de negocio. El Big Data está relacionado con la captura, selección, interpretación y puesta en valor de los datos, pero eso no es ni será un fin en sí mismo. Es necesario que esa transformación de datos en información permita tomar decisiones útiles para el negocio, y la única forma de conseguirlo es cuando el profesional digital ha desarrollado conceptos globales de negocio a través de sus conocimientos técnicos.

Cualquier empresa sensata que quiera acometer con éxito una transformación digital debe diseñar previamente una hoja de ruta con el detalle del camino a seguir. La implantación de determinadas herramientas tiene que venir acompañada de un plan de gestión del cambio que incluya un programa de introducción a los nuevos procesos. Y este plan de gestión del cambio requiere profesionales que, además de las capacidades técnicas, tengan una visión global del negocio y del entorno que permita adaptar el modelo de negocio en función de las oportunidades.

Las competencias digitales se están reinventando cada día, por eso el talento que interesa a las organizaciones es multidisciplinar, donde los conocimientos técnicos se convierten en un “higiénico” necesario pero no suficiente para tener éxito.

En este contexto, los profesionales que quieran triunfar en la nueva realidad deberán trabajar para entender bien cuáles son los objetivos de negocio de su empresa, ser capaces de diseñar e implantar estrategias en contexto de incertidumbre, estimular el pensamiento innovador y la capacidad de liderazgo, desarrollar la capacidad de interlocución con sus compañeros y sus clientes, y tener siempre muy presentes las consecuencias de cualquier decisión tecnológica en la propia cuenta de resultados, tanto en el corto como en el largo plazo.

Únicamente enmarcado dentro de esa concepción global del nuevo profesional digital, el término Talento Digital cobra sentido como atributo válido para nuestro desarrollo profesional.

ICEMD, El Instituto de la Economía Digital de ESIC, es plenamente consciente de las necesidades de los profesionales en puestos de necesidad con respecto al talento digital. Por eso incluye en su oferta formativa el Senior Management Program en Digital Talent, del que puedes consultar más información aquí.





Descargar e-Book




Comentarios

Deja tu comentario: