Reglas de oro en dirección de proyectos digitales

Descubre las claves fundamentales para dirigir con éxito proyectos digitales

1. Define claramente tus objetivos

Es vital para el proyecto. Si no tienes una meta clara lo normal es que por el camino te pierdas. A lo largo del proyecto surgirán inconvenientes que pueden hacer que te desvíes de tu objetivo si no tienes claro el objetivo final

2. Crea un equipo multidsiciplinar

Necesitarás combinar por lo menos dos tipos de perfiles: marketing/comunicación, y más técnicos/de sistemas de información. Imprescindible que ambos equipos se comprendan y que compartan el objetivo final, ya que en numerosas ocasiones estos dos perfiles hablan lenguajes muy diferentes. Intrevendrán en la definición del proyecto, exponiendo las diferentes necesidades y requisitos. De esa manera ambos equipos comprenderán mejor lo que hace falta para llevarlo a cabo y los porqués de las decisiones tomadas.

3. Ten un calendario previsto y organiza mecanismos de control

Planifica cada tarea y realiza controles periódicos para ver si los timming previstos se están cumpliendo. En el caso de que no sea así, identifica el problema y actúa rápidamente para remediarlo.

4. Juega con “”betas””

No esperes a tener todo el desarrollo finalizado, ve probando con entregas parciales para ver cómo va funcionando todo lo que has pensado. De esa manera irás viendo el avance y podrás comprobar si lo que habías diseñado funciona.

5. Antes de programar, ten claro que lo quieres

La tecnología es un medio, no un fin. Primero piensa sobre el papel cómo va a funcionar y trabaja la usabilidad de tu activo digital. Luego incorpora la capa de diseño, para que quede espectacular, pero nunca sacrifiques diseño por funcionalidad. Después será el momento de comenzar a “”tirar código””. Pero, antes de eso, incorpora la figura de un analista funcional que traduzca lo diseñado y pensado funcionalmente en lenguaje para los programadores. Si no, corres el riesgo de que las cosas no funcionen como tú esperabas.

6. Piensa en móvil primero

Todos los desarrollos que hagamos tienen que tener presente el consumo móvil. Es más difícil pensar en móvil y luego llevarlo a PC, que al revés. Si consigues que funcione en móvil, las probabilidades de que funcione bien en PC son muy altas

7. Incorpora los temas legales

Revisa el tema legal y no lo dejes para el último momento. El querer utilizar unas cookies u otras, o el incorporar un proceso de registro tienen repercusiones en tu diseño y en el funcionamiento de tu activo.

8. Controla el presupuesto

Desviaciones del tiempo o de malas definiciones funcionales hacen que el proyecto pueda irse de presupuesto. En los proyectos digitales es muy fácil que se produzcan desviaciones, ya que uno de los mayores riesgos que se producen es el ir incorporando nuevas funcionalidades y nuevas peticiones  a lo largo del tiempo. Debes ser consciente de que “lo mejor es enemigo de lo bueno”.  Finaliza el proyecto como lo tenías pensado y una vez que termines es el momento de seguir avanzando…

9. Define un plan de evolutivos y mantenimiento

Una vez lanzado, debes comenzar inmediatamente en su mantenimiento y en un plan de evolutivos. El entorno digital es muy cambiante y las cosas van muy rápido; si no nos adaptamos nos quedaremos totalmente rezagados

10. Ten un plan de comunicación

De nada sirve tener un gran activo digital si nadie lo conoce. Ten previsto un plan de comunicación para darlo a conocer.

 

Comentarios

Deja tu comentario: