red social corporativa

Analizamos las mejoras que supone en la productividad la implantación de una red social corporativa. Valoramos sus aspectos positivos a través de la experiencia personal en una empresa, sus aplicaciones reales y el impacto sobre el día a día.

La red social corporativa se está convirtiendo en una gran palanca de productividad para las empresas de servicios. Razones para ello no faltan, aunque muchas empresas de nuestro país se muestran de momento escépticas y por tanto se resisten a adoptarlas. Puedo asegurar, tras vivir los beneficios en primera persona de una red social corporativa, que estos superan ampliamente sus costes.





Descarga gratis la guía: Retos oportunidades y consejos de la Economía Digital




Deja que te cuente mi experiencia. Desde hace poco más de un año mi equipo y yo empleamos una red social corporativa o interna. Esto nos ha permitido disfrutar de una comunicación fluida, generar un repositorio de documentos de muy bajo coste y acelerar la gestión de proyectos, ya que nos permite trabajar con clientes y colaboradores en entornos 100% digitales y a cientos de kilómetros unos de otros.

Tras adoptar de estas herramientas, se han convertido en el mejor aliado para evitar los ladrones de tiempo típicos de un trabajo de oficina, por ejemplo:

Esto nos ha supuesto un ahorro importante de horas de trabajo al año.

Aún así, existen otras razones por las que incorporar una red social corporativa en tu organización y, según mi experiencia, cada empresa encuentra las suyas propias.

Y es que las redes sociales corporativas existen para hacer de la comunicación laboral algo simple, agradable y productivo.

A pesar de esto, en España son una herramienta poco extendida fuera de las grandes corporaciones, donde a menudo no se les puede sacar todo el partido.

Las redes sociales corporativas son las base de trabajo en equipo. Que no se aprovechen es una pena.

Si algo necesitan las empresas españolas es ser mucho más productivas para crecer en tamaño y generar más riqueza; se trata de uno de los puntos débiles de nuestra economía y uno de los puntos fuertes de estas tecnologías digitales. En este sentido, uno de los principales beneficios de estas es que generan el alineamiento y comprensión de los equipos de trabajo, aumentando su eficacia, disminuyendo el estrés y facilitando la vida en el trabajo.

Beneficios de disponer de una red social corporativa

Pero es que, además, estas redes sociales internas te aportan estos beneficios:

Las redes sociales corporativas crean un espacio donde se integra la comunicación vía distintos canales:

De esta forma, las conversaciones quedan conectadas a las personas junto a las herramientas que estas utilizan para trabajar permitiendo una mayor agilidad. Se obtiene un mayor control y trazabilidad sobre la calidad del trabajo: quién dijo qué, quién hizo qué y cómo, etc.

En definitiva, este tipo de aplicaciones han abierto un sinfín de posibilidades para mejorar la colaboración en el trabajo, derribar silos de información y gestionar el conocimiento. Pero, sobre todo, para ganar productividad y tiempo, algo muy necesario en las empresas de servicios españolas.

Como puedes ver, las Redes Sociales pueden significar un antes y un después en la comunicación interna y la productividad de tu empresa. Si quieres seguir aprendiendo sobre ello, realiza el Senior Management Program en Digital Talent de ICEMD. Toda la información y matrícula, aquí.





Descargar e-Book




Comentarios

Deja tu comentario: