Inicio > La productividad laboral: el puesto de trabajo y la transformación digital

La productividad laboral: el puesto de trabajo y la transformación digital

Recurso artículo | Digital Business | 4 minutos de lectura


Santiago Campuzano Marin
Country Manager

productividad laboral

La confluencia de un entorno multigeneracional, con la mezcla de generaciones X, Y y Z, conjuntamente con la evolución tecnológica, ha provocado un cambio en nuestra forma de vivir y, por extensión, en nuestra forma de trabajar. Sin embargo, este cambio no está incrementando ni la productividad laboral ni la de las organizaciones. Ante esta situación, el auténtico reto de la Transformación Digital es redefinir, gracias al uso de la tecnología, las relaciones y los procesos con los elementos, tanto internos como externos, de las organizaciones.

 
Que como parte de la Transformación Digital, las organizaciones, tanto públicas como privadas, deben adaptar su forma de trabajar y redefinir la forma de relacionarse de sus empleados tanto interna como externamente, es algo que nadie puede poner en duda. Personalmente, me gusta entender esta adaptación desde 3 puntos de vista: empresarial, antropológico y tecnológico. Desde el punto de vista empresarial, citando a Kotler, podemos entender que es un cambio obligado ya que si dentro de 5 años estamos en el mismo mercado, querrá decir que estaremos fuera del mercado. Desde el antropológico, no deberíamos olvidar la teoría de Darwin en la que nos explica que quien sobrevive es quien más capacidad de adaptarse al cambio tiene. Y, por último, desde un punto de vista tecnológico seamos conscientes que, en la sociedad actual, todos somos movilidad.
 
Para optimizar la productividad laboral y, por tanto, aportar valor a la Transformación Digital, el puesto de trabajo debe ser móvil, seguro y dinámico. Que nos permita estar cerca del cliente mejorando su experiencia, ofreciendo cobertura de horarios y cercanía física a la vez, ya que el concepto sobre el que tenemos que trabajar la definición del puesto de trabajo óptimo es la que nos permita recorrer un camino desde la experiencia del usuario a la experiencia del cliente.
 
La mejora de la experiencia del cliente tiene que venir no solamente por la cercanía en el trato, también por la mejora en los procesos. De este modo, toda la organización está preparada y focalizada de una forma real hacia el cliente. Así se deben mejorar los procesos internos o de back-office gracias a la mejora la velocidad en el despliegue de las aplicaciones, reducción del time to market y aumento de la disponibilidad de los sistemas informáticos. Además, en la parte de relación del cliente, además de estar más cerca del mismo gracias a la movilidad, debemos también tener procesos que simplifiquen la compra, como son herramientas tecnológicas que nos ayudan en la preventa, en el proceso de pedido, ofrezcan flexibilidad sobre los medios de pago, etcétera.
 
Esto es precisamente lo que buscan los Secure (Mobile) Workspaces, es decir, los espacios de trabajo (móviles) seguros. Bajo la premisa de una transformación del puesto de trabajo que cumpla los requerimientos anteriormente explicados, debemos entender que en un escenario con libertad e independencia del dispositivo, con aplicaciones y datos disponibles allá donde estemos y en un entorno de seguridad, debemos ser capaces de abordar la Transformación del Puesto como un componente de la Transformación Digital. Evidentemente las políticas corporativas de movilidad, ya sean BYOD o COPE, y la definición del puesto, presumiblemente virtual, de la organización serán fundamentales para definir la ruta de viaje desde el punto de vista tecnológico.
 
No debemos olvidar que el objetivo último de la transformación del puesto, va a ser casi siempre, mejorar la Productividad Laboral. Ya que excepto por requerimientos la seguridad, las decisiones asociadas a la transformación digital, incluyendo las que afecten a la del puesto, vendrán por:

  • Crecimiento en las ventas.
  • La calidad de los productos y, por extensión, vender a un precio mayor.
  • Mejorar los procesos reduciendo el coste de producción.
  • Mantener la capacidad competitiva presente o futura.

 
Es decir, casi siempre la productividad laboral deberá incrementarse al realizar el proyecto de transformación convirtiéndose, por tanto, en una variable estratégica de cara al futuro de las organizaciones.
En ICEMD, El Instituto de la Economía Digital de ESIC, estamos comprometidos con la transformación digital y la mejora de los procesos de las empresas, y ponemos a disposición de los profesionales el Máster en Digital Business, del que se puede encontrar toda la información y detalles para inscripciones aquí.




Descargar e-Book





Recursos relacionados

17 Feb 2017
El ratio de conversión como indicador de la salud de nuestro negocio online

Cuando no nos encontramos bien nos tomamos la temperatura para controlar nuestro estado de salud, y si el termómetro indica que tenemos fiebre buscamos las causas y las atacamos con los fármacos adecuados. Algo muy similar ocurre en un negocio online cuando la venta cae.

16 Feb 2017
Producto Mínimo Viable: la base de un negocio innovador

Un negocio innovador es un camino por el que nadie ha transitado. Antes de ponerlos en marcha hay que validarlos hasta encontrar un modelo de éxito. Para eso creamos productos mínimos viables porque solo vale la reacción del cliente ante el producto.

14 Feb 2017
Tecnología aplicada a la conexión de objetos a Internet: Las redes de comunicaciones para el IoT

El IoT (Internet of Things) está de moda, pero sin comunicación no existe el IoT. Es un hecho.

13 Feb 2017
Estrategia de Ciberseguridad Nacional: un reto prioritario

Todas las organizaciones nacionales, públicas y privadas, sufren continuamente intentos de ataques cibernéticos, donde los resultados exitosos para los hackers siguen siendo demasiado numerosos.