estrategia omnicanal

La tecnología ha transformado la realidad empresarial y nos ha puesto el futuro muy cerca. Las comunicaciones con los clientes se hacen ahora por canales muy distintos y de diferentes maneras, por eso es clave para tener una estrategia omnicanal.

Algunos emprendedores, directivos o empresarios siguen diciendo que su empresa no es omnicanal o que no tiene una estrategia omnicanal. ¿Y sus clientes? En muchos casos, quien lo dice, se conectará a su móvil varias veces durante el día, ya sea para ver si tiene algún mensaje, para ver cómo evoluciona la entrega de su última compra online, para saber algo de la casa rural que reservó por Internet, para consultar los puntos que tiene acumulados en su tarjeta o App de “x” marca, para descargarse un código promocional o la entrada del algún espectáculo o simplemente, para consultar su email.





Descarga gratis la guía: Las 10 competencias para triunfar en la Economía Digital



Desde que tenemos móvil somos omnicanales: estamos omnicanalizados y las empresas han de diseñar una estrategia omnicanal. La publicidad, las promociones o los descuentos nos llegan en muchos formatos OFF y, cada día más, en ON: Smart TV, PC, tablet, móvil, reloj, etc. La tecnología siempre va muy por delante de las empresas y los empresarios deberían interpretar que la sociedad de hoy es omnicanal. Ya somos omnicanal si tenemos un smartphone. Y lo fuerte está por venir.

Creo que en la mayoría de las empresas hablar de estrategia omnicanal es hablar de un nuevo concepto de marketing imposible de implantar en el día a día de la empresa. Seguramente, porque en su día los mismos empresarios también pensaban que implantar un CRM o un ERP en su empresa no era necesario; ya tenían el Excel…

Pero de la misma manera que estas tecnologías parecían demasiado modernas y difíciles de implantar y ahora no podemos vivir sin ellas, la estrategia omnicanal ha llegado para quedarse en nuestras vidas y, quien sepa implementarla de manera acertada, tendrá el camino mucho más fácil hacia el éxito. Eso sí, antes de meternos de lleno en la estrategia omnicanal, hay algunos pasos previos que debemos seguir:

Ahora, muchas de las empresas que quieran desarrollar una estrategia omnicanal e implementar procesos de marketing omnicanal para relacionar online con offline, lo primero que deberán hacer es implantar un CRM y un ERP. Esto les permitirá obtener conocimiento de sus clientes y usuarios, de sus productos y de sus ventas.

Los que vieron el futuro en un pasado muy cercano, seguramente ya estarán trabajando en el presente según los objetivos marcados en su estrategia omnicanal. A partir de ahí, analizar bien los datos y empezar a prepararse para aceptar que el futuro cada día está más cerca.

Las estrategias omnicanal son clave para el éxito de una empresa, especialmente si se trata de un ecommerce. Si te interesa este sector y quieres aprender más, fórmate con el Programa Superior en Comercio Electrónico de ICEMD. Toda la información e inscripciones, aquí.





Descargar e-Book




Comentarios

Deja tu comentario: