Ecommerce mama mi sol

El del retail es uno de los sectores que más intensamente han vivido la revolución del e-commerce. Cada vez más ropa customizable y customizada. El DIY elevado al digital. La ropa a la carta.

En realidad no hace tantísimo de los sastres y de la ropa a medida, y mucho menos de la ropa industrial y de las cadenas omnipresentes. “Las cosas evolucionan”, eso es lo que debió de pensar Begoña Núñez Ruiz, fundadora de Mamá mi Sol y antigua alumna de marketing digital de ICEMD. Hablamos con ella sobre el e-commerce que ha lanzado:

La primera pregunta, obligada, ¿cómo surgió Mamá mi Sol?

Mamá mi Sol surgió para satisfacer una necesidad clarísima que notaba en el mercado para mamás. Cuando tuve a mi primera hija buscaba marcas de ropa para ir a juego con ella y que fuesen razonables en precio, tuviesen una buena confección y unos estampados originales. Obviamente no encontré nada que cumpliese esos requisitos, con lo que empecé a darle forma a una idea que implicase a toda la familia en el proceso de elaboración de cada producto. Buscaba algo distinto que ofrecer a los usuarios de compra online. Intentaba darle una vuelta a la imposición cada temporada de unos colores y unos diseños ya establecidos, y empecé a trabajar para ofrecer algo que a mí me llamaba mucho la atención, poder diseñar mis propias prendas, para mi y para cualquier miembro de mi familia.

¿Cómo definirías Mamá mi Sol y qué crees que aporta al mundo de la moda online?

Lo defino como una plataforma de venta online que va un paso por delante de los actuales e-commerce. A diferencia de las demás tiendas no tenemos producto, sino que cada producto es bajo pedido y se confecciona cada vez que se realiza la venta.

Al mundo de la moda online aporta una experiencia, que despierta los sentidos y la curiosidad, y que no se resuelve hasta que se recibe la compra.

¿Cuántas personas formáis parte del equipo y en qué roles?

El equipo ejecutivo está formado por mi madre, mi hermana y yo, si entráis en la web, en el apartado “Sobre nosotras” nos conoceréis un poquito más. Los roles han sido establecidos un poco de manera natural, es decir, cada una se encarga realmente de lo que domina. Mi terreno es el mundo de la estrategia, la publicidad (con todas sus herramientas) y la comunicación; mi hermana María es la parte de organización relacionada con la logística y la entrega de los pedidos; y mi madre es la que tiene relación directa con los talleres, para que cada patrón y su confección, cumpla la exigencia de calidad que hemos establecido.

¿Cómo fue el proceso de elaboración de plan estratégico de comercio electrónico?

La estrategia de venta online para nuestra plataforma fue un proceso muy estudiado, y que se planteó para optimizar los recursos que disponemos, ser rentable y saber adaptarse a cada etapa de crecimiento de la empresa. De esta manera, el canal de venta es una plataforma online. Por eso no tenemos espacio físico, nuestra oficina está donde haya un ordenador, cada usuario se configura sus prendas, por lo que no tenemos stockaje, y con cada venta comenzamos de cero la preparación del pedido, subcontratando los medios necesarios a través de acuerdos cerrados con distintos proveedores: taller de confección, modistas, patronistas, empresa de portes… esto nos permite no tener gastos fijos.

Nuestro objetivo clave es optimizar continuamente los recursos de que disponemos de manera eficiente.

¿Qué estrategias y tácticas llevas a cabo para involucrar al usuario/cliente?

Nuestros usuarios, sin duda, son los protagonistas de nuestra plataforma. Involucramos a los compradores en todo el proceso de producción de cada pieza, porque lo que vendemos son sus diseños. En primer lugar escogen la categoría y se diseñan el patrón de acuerdo a su gusto, una vez realizada la compra, reciben información de todo el proceso a través de redes sociales desde que se cortan las telas hasta  cómo se manipula para la entrega. Sus configuraciones son ejemplo para el público objetivo y, los más comprometidos, hacen hasta de modelo enviándonos fotos de ellos y sus familias con las prendas puestas, lo que establece y refuerza la empatía con la marca.

¿Cuál de los aspectos fundamentales de implantación de una tienda online te resultó más sencillo de abordar y cuál más complejo? Aspectos financieros, gestión de proveedores, dominios, KPIs, soluciones tecnológicas…

Lo más sencillo para mi, ha sido desarrollar la estrategia y definir el modelo de negocio, tenía la idea muy clara. Sabía las posibles deficiencias que me encontraba y lo que podía ser el talón de Aquiles de mi e-commerce, que era el peligro de la acumulación de producto. Pero, dentro de este desarrollo de empresa, reconozco que la parte tecnológica no fue fácil, porque costó diseñar la herramienta de configuración adecuada; aprovecho para darle las gracias a los desarrolladores que hicieron un buenísimo trabajo.

Las KPI’s son variables que suponen nuestros pilares de ejecución, si se modifican será debido a la evolución natural que va adquiriendo Mamá mi Sol.

Por otro lado, ha sido muy difícil la parte administrativa y financiera, como emprendedora me he encontrado pocas ayudas en este sentido, la parte de proveedores también fue complicada, porque necesitaba trabajar mucho el producto en cuanto a materiales y confección para ofrecer algo de mucho nivel, pero que cumpliese plazos de entrega razonables.

¿Cuál es para ti, en relación a tu experiencia, la clave para construir y medir una website de éxito en comercio electrónico?

Para construir una web de éxito tienes que tener muy claro que es lo que vas a vender, cual es el público al que te diriges y cómo va a ser tu mecánica, tanto de producción, como de venta y/o entrega… y mantenerlo siempre. Si amplias o reduces, que sea por la evolción natural de cada empresa, pero la estrategia debe ser firme.

Por mi experiencia, más vale invertir en tiempo de organización y planificación, aunque retrase el inicio, a arrancar el proyecto y darte cuenta que lo que has hecho hasta el momento no sirve, con lo que supone de pérdida de dinero y de esfuerzo.

¿Mides el rendimiento de tu web con analytics, optimizas posicionamiento SEO, e inviertes en SEM? En caso afirmativo, ¿cómo desarrollas estos procesos, personalmente o cuentas con un equipo encargado?

Actualmente me encargo yo de todas las acciones de marketing y gestión relacionadas con la web. Utilizo Google analytics casi a diario, como herramienta de medición para saber cómo es el flujo de los usuarios que entran en mamamisol.com, qué visitan primero, qué configuraciones son las más comunes, qué telas les gustan, cómo son las ventas por volumen, de qué países provienen o a qué horas suelen entrar. Esta información me parece oro para saber qué debo comunicar en redes sociales o qué debo cambiar en la propia plataforma.

El posicionamiento SEO lo trabajo cuidando mucho mis canales de comunicación y no descuidando el back de la web. He invertido en SEM, y aunque me pareció una magnífica herramienta, me encontré con que absorbía mucho de mi tiempo para llegar a buen desarrollo. Y en este momento en el que me encuentro debo probar varias acciones para saber cual es la más adecuada para mi negocio, pero no centrarme sólo en una.

¿Desarrollas tácticas como marketing de contenidos y/o Social commerce? ¿Cómo te enfrentas a ellas?

Mido mucho el contenido de mis publicaciones, creo que es adecuado un marketing de contenido bien cuidado que ofrezca información de valor a los usuarios.

Respecto a social commerce, he creado perfiles en herramientas de social, pero las tengo un poco descuidadas, necesito centrarme en lo que es mi núcleo de venta y sacarle el mayor rendimiento posible a la web dirigiendo todas las visitas a www.mamamisol.com

¿Qué nivel de importancia tienen bajo tu punto de vista la logística y la atención al cliente en un proyecto como el tuyo?

¡¡Todo!! En mi proyecto es muy importante la elaboración, el tiempo de producción del producto y cómo lo manipulamos para su entrega, eso son los factores clave que van a ser motivo de repetir compra o no. Pero sabemos que en este proceso es muy importante también cómo lo entregamos y demostrarles a los clientes que les acompañamos en todo el proceso, desde la primera llamada o mensaje que realizamos de: “hemos recibido tu pedido, nos ponemos con ello”, hasta la comprobación de la entrega y la encuesta de satisfacción por parte del cliente.


¿Tienes clientes internacionales? ¿Cómo te enfrentas al mercado global?

Me han hecho varias propuestas para ofrecer mi producto en el extranjero, y no descarto vender fuera… alguna venta puntual ha salido ya a otros países. Pero ahora mismo creo que tengo que centrarme en atender bien al mercado nacional, porque vender en otros países para mí supone duplicar la plataforma, y, siendo coherente con mi realidad, me parece un hito para dentro de un par de años.

¿Cómo compaginas online con offline? ¿De qué forma le das importancia a estas dos dimensiones?

Creo necesario mezclar las dos disciplinas, el mundo digital se queda cojo sin presencia física y el mundo físico se queda corto en alcance sin las maravillas de la tecnología. Así que intento compaginar las dos ramas, y cada día trabajo redes sociales y llevo a cabo acciones puramente de entorno digital como cupones descuento, MGM o una newsletter, pero esto lo refuerzo estando presente en medios convencionales haciendo intervenciones en la radio, acuerdos con prensa, o incluso preparado un stand para pop-up, o asistir a master class y hacer labor de Relaciones Públicas.

¿Qué destacarías de tu paso por ICEMD -El Instituto de la Economía Digital de ESIC-?

Destaco la visión global que me ofreció del mundo digital, importantísima para poder abordar un proyecto como el mío. Creo que es necesario conocer todas las herramientas que puedes disponer en este entorno digital, aunque no las apliques, a no ser que te vayas a profesionalizar en alguna de ellas. Pero en mi caso, me permitió tener un conocimiento global del escenario y así establecer una estrategia acorde a mi producto y un buen planteamiento de negocio escalable.

Me enseñó también a usar algunas de las herramientas para poder aplicarlas en un momento dado, y ser autónoma en mi propia gestión, lo cual me ha servido muchísimo.

¿De qué manera valorarías la formación sobre Marketing Digital en la actualidad? 

Por suerte, la formación en marketing digital cada vez va a más, pero creo que todavía queda camino, y creo también que se debería ofrecer una buena fusión entre el mundo on y el mundo off. Los estudiantes de digital conocen todas las herramientas que hay en el mercado pero carecen de una buena estrategia, y los “publicistas marketinianos de la vieja escuela” no le dan la importancia y el alcance que realmente tiene lo digital. El equilibrio de la formación lo encontraremos cuando los dos terrenos sean complementarios cada uno del otro.

Gracias Begoña y mucha suerte con tu proyecto 🙂  

Comentarios

Deja tu comentario: