Inicio > Como el Internet de las Cosas está cambiando la automatización de procesos

Como el Internet de las Cosas está cambiando la automatización de procesos

Recurso artículo | Tecnología | 4 minutos de lectura


Miguel Castillo
CEO

automatizacion de procesos

La imparable digitalización que están sufriendo todos los sectores económicos durante los últimos 30 años se está acelerando gracias a tecnologías como el Internet de las Cosas o la informática en el Cloud. El sector industrial por ejemplo, ya empezó hace unas décadas a digitalizar y automatizar procesos en una búsqueda continua de mejora de eficiencia y competitividad. Esta automatización de procesos empezó con todos aquellos procesos de fabricación que ocurrían intramuros o dentro de la fábrica, donde ordenadores de proceso orquestaban máquinas conectadas y sistemas de negocio.
Hace 10 años, coincidiendo con las primeras tecnologías de movilidad y otras tecnologías complementarias como la identificación de objetos mediante radio frecuencia (RFID) o sistemas de GPS en tiempo real, se empezaron a automatizar procesos fuera de las fábricas, como por ejemplo los sistemas de logística. Hoy en día ya nos parece normal ver una trazabilidad de paquetes desde la fábrica hasta el cliente o la gestión de flotas.

Desde hace unos pocos años, muchas empresas de diferentes sectores están incorporando el Internet de las Cosas en la estrategia de digitalización de sus negocios. Las implicaciones son muy diversas y atienden a casos de usos muy variados. Pero la automatización de procesos fuera de las fábricas es un caso de uso recurrente y donde las empresas buscan una vez más la mejora de eficiencia y reducción de costes.
Cuando una empresa decide transformar sus productos en productos conectados, dotándoles de sensores y conectividad a Internet, por un lado busca explorar nuevos modelos de negocio, pero al mismo tiempo puede usar esa información para automatizar procesos gracias a esa nueva información que está disponible. Los ejemplos son muy numerosos y afectan a múltiples procesos. Por ejemplo los procesos de mantenimiento y reparación se ven enormemente afectados por información que llegue del producto en cuanto a sus condiciones de operación y/o posibles averías.  
Tomemos por ejemplo el caso de un ascensor al que el fabricante o la empresa de mantenimiento decide incluir unos sensores de funcionamiento, así como de detección de averías, y mandar dicha información a un sistema de gestión. Gracias a esta mejora, ahora se dispone en tiempo real de una nueva información que antes solo estaba disponible cuando el técnico realizaba in situ una intervención, y que posiblemente se perdía tras realizar la tarea de mantenimiento. Gracias a la incorporación de este ascensor al Internet de las Cosas se puede mejorar la automatización del proceso de mantenimiento, ya que se puede:

  • Analizar los datos de funcionamiento a distancia y mejorar el proceso de mantenimiento preventivo, prediciendo fallos por piezas que empiezas a degradarse. Se puede incluso automatizar el mantenimiento preventivo reduciendo el número de inspecciones programadas en función únicamente del tiempo transcurrido.
  • Mejorar el mantenimiento correctivo  mediante la automatización del proceso de aprovisionamiento de piezas a sustituir por el técnico, estando disponible en su primera visita y evitando una segunda intervención.  
  • Automatizar el proceso de supervisión de garantías o SLAs, ya que se dispone de información en tiempo real sobre la disponibilidad y funcionamiento de los equipos que están sujetos a una garantía de disponibilidad de servicio.
  • Automatizar ciertos procesos de calidad, al disponer digitalmente de información para su estadístico en la detección de lotes de piezas defectuosas por ejemplo.
  • Incluso automatizar procesos de facturación con nuevas variables como el grado uso o las condiciones de uso.

La automatización de procesos de mantenimiento de objetos conectados es solo una aplicación de las múltiples posibilidades y retos que ofrece el Internet de las Cosas. Si realizamos un mapa de procesos de la compañía, seguramente veremos que en casa todos los procesos hay un impacto. En algunos casos el impacto puede ser que un proceso manual pase a ser totalmente automatizado. Por ejemplo, alquilar un coche mediante una App móvil en un punto de la ciudad y devolverlo en otro lugar de la ciudad sin que intervenga ni un solo humano en el proceso.
Es un hecho que los nuevos desarrollos tecnológicos contribuyen a la automatización de procesos, con la optimización a varios niveles que ello supone. ICEMD, El Instituto de la Economía Digital de ESIC, ofrece dentro de su portfolio formativo el Programa Superior en Internet de las Cosas e Industria 4.0, del que puedes encontrar más información y detalles de inscripciones aquí.




Descargar e-Book





Recursos relacionados

13 Feb 2017
Estrategia de Ciberseguridad Nacional: un reto prioritario

Todas las organizaciones nacionales, públicas y privadas, sufren continuamente intentos de ataques cibernéticos, donde los resultados exitosos para los hackers siguen siendo demasiado numerosos.

10 Feb 2017
Edge computing: la búsqueda de la virtud en el IoT industrial

No es la primera vez que asistimos a una lucha entre las fuerzas de la centralización y la descentralización en el terreno de la automatización, y el Internet de las Cosas (IoT) parece que será el argumento para la búsqueda de un nuevo equilibrio entre ambas.

08 Feb 2017
Corporate Compliance una decisión de la alta dirección

En el entorno dinámico y cambiante en que se mueven las empresas hoy es necesario implementar mecanismos de Corporate Compliance que le permitan asegurarse de cumplir con las leyes.

07 Feb 2017
Todo lo que siempre quisiste saber las gafas de realidad virtual

Los últimos años han sido testigos de avances en el campo de la visualización y de gadgets como las gafas de realidad virtual. Esto no ha hecho más que comenzar. Repasemos los principales hitos de este fenómeno y pongamos en dimensión su alcance.