innovacion de productos

La innovación de productos no sólo nos puede aportar una ventaja competitiva que nos haga destacar, sino que se hace cada vez más y más necesario debido al fuerte marco de competencia. En este artículo veremos algunas claves para encaminar este tipo de innovación en este nuevo contexto.

Cuando hablamos de innovación de productos, nos estamos refiriendo a uno de los grandes retos a los que se enfrentan compañías y startups de todo el mundo: el desarrollo y lanzamiento de productos que conecten con los usuarios e incluyan funcionalidades innovadoras. Adicionalmente, estos productos tienen que superar las expectativas del usuario, que son cada vez más altas y la feroz competencia en el sector de las nuevas tecnologías: Los fabricantes de hardware se enfrentan a los ajustadísimos precios y a la copia despiadada en China de productos exitosos.

Ante este panorama, ¿Cómo pueden actuar las empresas y startups para hacerse un hueco en el mercado?

Una de las primeras aproximaciones es centrarse en dos pilares: la innovación y el marketing. Por supuesto entran en juego otras variables como veremos más adelante, pero si tenemos el producto más disruptivo del mercado y no conseguimos llegar al usuario, nuestro producto no tendrá recorrido. Y por otro lado, podemos realizar un gran despliegue de comunicación pero si nuestro producto no se diferencia o tiene una tecnología que no aporta nada al usuario, nadie lo terminará usando.

¿Qué es innovación de productos?

La Innovación de productos no se trata sólo de aplicar tecnología, es adelantarse a las necesidades del cliente y “visualizar” cómo las nuevas tecnologías van a impactar en la sociedad, empresas y la vida de las personas. Plantear escenarios futuros y conocer los aceleradores de innovación permitirán que las empresas puedan plantear un roadmap de producto consistente. Tan malo es adelantarse al mercado y necesidades, como llegar tarde, el time to market es la clave cuando se innova en un mercado o industria.

En muchas ocasiones el punto adecuado es innovar con una nueva funcionalidad o servicio sobre los sectores tradicionales, es decir podemos dotar de realidad aumentada, virtual o inteligencia artificial a productos tradicionales e ir testando las reacciones del consumidor.

Innovación de productos: La importancia del marketing

Una campaña de comunicación alineada con las nuevas funcionalidades e innovación que aporta el producto es clave para llegar al usuario, existen multitud de plataformas como el crowdfunding, para dar a conocer nuestra solución y testearla.

En innovación de productos, mantener un equilibrio entre el diseño y las funcionalidades es otro de los puntos clave para conseguir el éxito. Tenemos el caso de Juicero, un exprimidor con cientos de patentes e innovaciones que captó más de 100 millones de dólares de financiación y que aspiraba a convertirse en el Nespresso de los zumos. Este dispositivo permitía exprimir diariamente un pack de zumos con el que conseguía un vaso de nutrientes y vitaminas. Hasta este punto todo correcto, a excepción que el exprimidor costaba 699 $ y Bloomberg lanzó un video viral mostrando que exprimir los packs con las manos creaba el mismo resultado que utilizando el futurista exprimidor. A las pocas semanas la empresa dejó de suministrar el producto y cerró.

Existen varios modelos para que no nos pase el efecto “Juicero” como son el método Lean o Design Thinking, con los que podemos identificar oportunidades, evaluar y seleccionar ideas, para posteriormente pasar a la fase de prototipado que nos permitirá probar y evaluar el producto por los usuarios. Y vuelta a empezar de una manera ágil hasta que llegamos a la producción final de nuestro producto.

Otro de los métodos para llevar a cabo con éxito la innovación de productos es el enfoque en el cruce de necesidades entre lo que quiere el consumidor, es posible con la tecnología actual y es viable en el mercado, comercialmente adecuado al momento presente, de nuevo el time to market. Realizar un listado de necesidades presentes y futuras del cliente, combinarlas con las tecnologías maduras y aquellas que estarán presentes en los próximos meses/años permitirá alcanzar ese equilibrio en nuestro Roadmap.  Afortunadamente las nuevas tecnologías están democratizándose y cada vez es más fácil utilizar por empresas y startups, la realidad aumentada o virtual, la inteligencia artificial o internet of things (IoT). Es cierto que se necesita algo de tiempo para que el mercado madure, pero ya existen soluciones disruptivas que pueden generar un verdadero valor añadido a nuestros clientes.

Y sin que se nos olvide lo más importante, las personas son las encargadas de analizar, diseñar e implementar funcionalidades innovadoras en los productos. Las empresas tienen que esforzarse en captar y retener al talento empresarial y para ello una buena formación en nuevas tecnologías es vital. La cultura tecnológica por parte del equipo de una empresa es fundamental a la hora de desarrollar nuevos productos y crear una visión adecuada de la evolución del mercado.

¿Quieres aprender a aplicar las innovaciones de las que dispone hoy una empresa? Fórmate con el Senior Management Program in Digital Innovation de ICEMD. Encuentra toda la información e inscripciones, aquí.

 

Comentarios

Deja tu comentario: