identidad de marca

La identidad de marca, concepto muchas veces tratado como algo secundario por las empresas, tiene más influencia de la que creemos sobre bastantes áreas funcionales. En este artículo te contamos la mejor manera de gestionarlo para sacar el mejor provecho.

Durante el rodaje de Titanic, James Cameron insistía en que el contenido de los armarios fuera idéntico al de la travesía del trasatlántico original. Esta exigencia estaba ligada al concepto de identidad de marca: en este post veremos porqué.

Obviamente, los productores (custodios del presupuesto), no querían gastar dinero en algo que no se iba a ver en pantalla, pero Cameron entendía que en el cine hay algo que va más allá de lo que se ve en plano.

Algo que tiene que ver con la coherencia, con la consistencia, con creerse la historia a otro nivel para conseguir resultados de otro nivel. Los productores cedieron, invirtieron en rellenar los armarios y, para su fortuna, Titanic se convirtió en la película más taquillera de todos los tiempos.

¿Fue solo gracias a los armarios? No. Pero ese proceso seguro que alineó a todo el mundo en la búsqueda de contar la historia del Titanic de la mejor manera, desde el corazón de cada uno de los trabajadores de la película.



Descarga gratis la guía: Retos oportunidades y consejos de la Economía Digital


Identidad de marca: autenticidad y coherencia

Los armarios de Titanic resumen a la perfección el camino que debe tomar la identidad de marca en las nuevas relaciones marca-consumidor establecidas en una sociedad en búsqueda de relaciones auténticas con los productos o servicios que consume.

Y es en esa autenticidad donde lo estético de la identidad de marca debe transmitir lo ético de la marca, de la empresa que la sustenta.

De poco vale tener una misión, una visión, una identidad visual potente, coherente y, además, chula. No basta para que la identidad de marca comunique a otro nivel.

No olvidemos que identidad significa, en su etimología, idéntico a sí mismo.

Identidad de marca: El papel de las personas

¿Qué hace a una marca idéntica a sí misma? Las personas que la habitan. Personas que se relacionan desde fuera (consumidor), personas que se relacionan desde dentro (trabajadores).

Y ambos grupos se encuentran en el espacio común del producto, sustentado por una identidad de marca distinguible y reconocible. Eso es lo que se ve. Lo otro, la felicidad de los empleados, su alineamiento con la misión y la visión que transmite la marca, es el armario, lo que no se ve pero que se percibe.

Debemos invertir tiempo y dinero en ello. De poco vale tener una marca posicionada como, por ejemplo, ecológica y preocupada por el planeta, si a la mayoría de empleados les importa más bien poco todo lo relacionado con eso.

Y seguro que si pensamos encontramos muy cerca de nosotros casos así. Que si bien no están en contra ni van a boicotear los principios que la identidad de marca transmite a la sociedad, tampoco se lo creen.

Así, los armarios están vacíos. No se ve, pero no transmite. Y nos quedamos a medio camino.

Es en este contexto donde la identidad de marca se debería entender como un proceso de coaching, pero en lugar de objetivos y retos individuales, estableciendo el alineamiento de los empleados en la identidad como objetivo común.

Identidad de marca: rentabilidad como consecuencia

Eso nos hará consistentes como marcas. Coherentes. Felices y, por consecuencia, más rentables (como les sucedió a los productores de Titanic). Lo que no se ve se transmite y es eso lo que se convierte en relevante para las personas.

Estamos en un mercado donde los consumidores declaran que para ellos más del 80% de las marcas son irrelevantes (y nosotros, por más profesionales que seamos, seguro que coincidimos).

Deberíamos pensar que el problema, a lo mejor, reside que para más de un 80% de los trabajadores que trabajan en una marca, esa marca también es irrelevante (y seguro que nosotros también coincidimos).

Eso se soluciona cambiando el paradigma de la identidad de marca… o no, simplemente haciendo que la identidad de marca sea eso, nuestra identidad.

¿Quieres convertirte en un profesional de marketing digital global y multidisciplinar? Fórmate con el Máster en Marketing Digital de ICEMD. Toda la información y matrícula, aquí.


Descargar e-Book

Comentarios

Kieel - hace 10 hora

De poco vale tener una marca posicionada como, por ejemplo, ecológica y preocupada por el planeta, si a la mayoría de empleados les importa más bien poco todo lo relacionado con eso. clicker heroes of game for boys

Deja tu comentario: