herramientas hacking

Este post presenta una metodología para realizar un proceso de hacking ético y, una serie de herramientas hacking que facilitan la labor a estos profesionales.

Un proceso de hacking ético consiste en la realización de un pentest o una auditoría de seguridad sobre sistemas, programas o infraestructuras informáticas. Para dicha labor, el hacker se apoyará en una serie de herramientas hacking que facilitarán su desempeño.

El concepto de ético se refiere a que el auditor o pentester asume el rol de un atacante y simula una intrusión a la empresa u organización, pero, siempre con la autorización de ésta y, con el fin de encontrar fallos de seguridad y reportarlos.

Es importante matizar que, a diferencia de una auditoría de seguridad donde se persigue identificar todos los fallos de seguridad o deficiencias, un pentest simplemente persigue encontrar una vulnerabilidad y, conseguir acceder o penetrar el sistema para comprometerse.



Descarga gratis la guía: Retos oportunidades y consejos de la Economía Digital

Herramientas hacking: Las fases del pentesting

Un proceso de pentest define una serie de pasos o etapas que forman una metodología, lo que definiría la taxonomía de un ataque:

Primera fase: Footprinting

En primer lugar, estaría la fase de footprinting que consiste en recolectar cuanta más información posible del objetivo, esta información la mayoría de las veces está públicamente accesible desde internet. En esta fase son útiles herramientas hacking tales como: whois, robtex, Netcraft, TinEye, Google Hacking, Shodan, Foca, Metagoofil, creepy, harvester, haveibeenpwned, dnsdumpster. Y, las herramientas Open Source Intelligence (OSINT) como osrframework o Maltego.

Segunda fase: Fingerprinting

La segunda fase, o fingerprinting, consiste en, mediante la interacción con el sistema objetivo determinar qué puertos hay abiertos y, qué versiones hay en los procesos detrás de dichos puertos. Además, sería interesante determinar también el sistema operativo del sistema a auditar.

En esta fase disponemos de las herramientas hacking: nmap, Wireshark, tcpdump, P0f, Satori, Network Miner, dnsenum, nslookup, snmpcheck, nbtscan y enum4linux, ike-scan. Algunos autores o investigadores definen las fases de footprinting y fingerprinting en un único proceso conjunto o etapa denominado enumeración.

Estas dos primeras fases, son en las que más tiempo y dedicación emplea el auditor, ya que requieren analizar toda la información recolectada para, decidir cuál es el punto débil de un sistema e, intentar explotarlo, en la siguiente etapa.

Tercera fase: Acceso

La tercera fase, es la fase de acceso; en este punto, existen, principalmente, dos vectores de ataque, por un lado, los ataques a las contraseñas y a los servicios que requieren autentificación y, por otro lado, identificar fallos de seguridad o vulnerabilidades a los servicios encontrados en la fase anterior para, desarrollar o encontrar un exploit que explote dicha vulnerabilidad.

En esta fase podemos encontrar tres clasificaciones:

En esta misma fase, son muy útiles las herramientas hacking denominadas “escáner de vulnerabilidades” que son un todo-en-uno que realizan la fase de fingerprinting y escáner de manera automática. Estas herramientas hacking son Nessus, OpenVas, w3af, nexpose, nikto.

Finalmente, para el caso particular de que el sistema a auditar sea un servidor web disponemos también de las herramientas hacking: whatweb, cmscan, joomscan, droopescan, wpscan.

Herramientas hacking: Después de ganar acceso al sistema

Una vez que se ha conseguido el acceso a un sistema, la siguiente fase pueden ser dos: en primer lugar, puede ser que, aunque tengamos acceso a la máquina, no tengamos privilegios de superusuario o root, aquí aparecen las herramientas hacking de elevación de privilegios como Linux_Exploit_Suggester, Auto Local Privilege Escalation, BeRoot y, la herramienta metasploit dispone de un módulo para este fin, llamado post.

Otra opción sería intentar saltar o pivotar a otras máquinas internas que, anteriormente no seríamos capaz de acceder ya que se encontraban detrás de la máquina comprometida. En este punto podemos usar las herramientas hacking como proxychains, powershell, meterpreter, mitmf, yersinia y también, metasploit.

A modo resumen, la labor de un auditor de seguridad o pentester se hace más llevadera si se dispone de una caja de herramientas hacking pero, es importante matizar que una de los axiomas que, diferencia a un hacker de un lammer es que, éste primero desarrolla sus propias herramientas.

¿Quieres convertirte en un hacker ético y en un gestor de Red Teams? Fórmate con el Programa Superior en Ciberseguridad y Hacking Ético de ICEMD. Encuentra toda la información e inscripciones, aquí.

Descargar e-Book

Comentarios

Deja tu comentario: