estudio de la competencia

El estudio de nuestra competencia adquiere una nueva dimensión en el entorno digital respecto al tradicional, pues en Internet tenemos a nuestra disposición una ingente cantidad de información disponible, mucha de ella gratuita, sobre nuestros competidores.

Cuando nos disponemos a estudiar a nuestra competencia siempre se plantea una cuestión relevante: ¿qué pasos he de seguir para desarrollar dicho análisis de mi competencia en Internet? Comparto con vosotros unos sencillos pasos:

  1. Lo primero es tener claro quién es mi competencia. Obvio, ¿no? Es importante no sólo saber quiénes son, sino además clasificar a mis competidores en tres grandes grupos:





Descarga gratis la guía: Las 10 competencias para triunfar en la Economía Digital




  1. Una vez tengo claro quiénes son mis competidores lo siguiente es establecer cuáles son las variables en las que centraré mi estudio de competencia.

Teniendo definido el objetivo de mi estudio podré establecer cuáles son esas variables en las que pondré foco en mi análisis. Enumero algunas como ejemplo:

Además de las anteriormente citadas podemos tener en cuenta también las clásicas de un DAFO, considerando en Fortalezas y Debilidades aquellas variables que están bajo nuestro control (precio, valor, servicio, comodidad, reputación,…), y en Oportunidades y Amenazas aquellas que escapan de nuestra capacidad de control (regulación, factores económicos, evolución tecnológica,…)

  1. Sabiendo con quiénes compito y en qué me quiero comparar, el tercer paso consistirá en extraer información y determinar la posición de unos con respecto a otros.
  1. Por último, y como en todo estudio, debemos extraer conclusiones en base a la información obtenida y al procesado de los datos, y proponer mejoras y acciones correctoras. No nos olvidemos que igual de importante es establecer qué KPI’s definiremos para medir la efectividad de esas acciones propuestas.

A modo de resumen, queiro insistir en que todo buen estudio de competencia requiere tener claros qué objetivos persigo, estar basado en procesos y metodologías sólidas (más que en herramientas en sí), y actuar pensando primero en el ‘qué’ para abordar luego el ‘cómo’. Y todo ello sin necesidad de carnets de espías, servicios secretos, “hombres de negro” ni “licencias doble cero 00” al uso ;-).

En ICEMD, El Instituto de la Economía Digital de ESIC, contribuimos a los conocimientos de los profesionales ante los desafíos digitales. Por eso consideramos que el Máster en Digital Business es una herramienta indispensable para quienes desempeñan su labor en este ámbito. Más información e inscripciones aquí.





Descargar e-Book




Comentarios

Deja tu comentario: