evaluacion de desempeño

La evaluación del desempeño debe transformarse para tener el foco en la experiencia, no en el proceso, evolucionando para focalizarse en el desarrollo del talento natural de cada persona.

La cuarta revolución industrial está cambiando de forma muy rápida la forma en la que vivimos, trabajamos y nos relacionamos. La demografía está provocando que existan hasta 5 generaciones trabajando juntas, en un contexto cada vez más global. Estas circunstancias obligan a evolucionar los clásicos modelos de gestión y evaluación de desempeño.

Tradicionalmente, las compañías optaban por sistemas de evaluación de desempeño que, en muchas ocasiones, se centraban más en observar los errores que en potenciar las fortalezas de cada individuo.

Las grandes compañías utilizaban sistemas de evaluación y medición de desempeño basados en la comparación entre peers (las famosas “campanas de Gauss”), invirtiendo muchas horas en hablar de lo que las personas hacían mal, en lugar de hablar sobre cómo ayudar a cada persona a desarrollar la mejor versión de sí mismos.

Estos sistemas están muy centrados en el proceso (cómo lo ejecuto), en lugar de centrarse en la experiencia de la persona (por qué es importante proporcionar feedback y cómo puedo ayudar a que la persona alcance su máximo potencial).



Descarga gratis la guía: Las 10 competencias para triunfar en la Economía Digital

Evaluación de desempeño, ¿qué es?

La evaluación de desempeño debe de ser un proceso continuo, que permita a cada individuo tomar acción para el desarrollo constante, potenciando sus talentos naturales. El rápido desarrollo de puestos de trabajo que hasta ahora no existían hace que sea necesario que la experiencia de las personas en el ámbito del desarrollo deba ser ahora mucho más simple. Debe centrarse en la propia persona, ágil y colaborativa, tal y como promueven las nuevas formas de trabajar, basadas en la co-creación, fundamentadas en un propósito común e hiper-personalizadas. Muy centrado en el propósito, el coaching y la comunicación “real-time”. Debe ayudar a generar relaciones fluidas y equipos más vinculados y cohesionados, permitiendo que cada persona tenga claro lo que se espera de él y cómo está desarrollando su rol en el día a día.

¿Qué elementos debe tener la evaluación de desempeño actual?

Los nuevos modelos en el ámbito del desempeño, o mejor aún, en el ámbito del desarrollo del talento, deberían incorporar componentes asociados a:

En la era digital, los modelos tradicionales de gestión y evaluación de desempeño deben evolucionar. Del mismo modo, debe evolucionar la función de los departamentos de recursos humanos en este aspecto, actuando como coach y facilitadores en el día a día, mirando al futuro y a la persona, más que como organizadores de un proceso de revisión anual.

Si al igual que Sara Herrero quieres dedicar tu trayectoria profesional al ámbito de los RRHH y no quedarte atrás en la revolución digital, desde ICEMD te recomendamos formarte con nuestro Senior Management Program in Digital Talent. Encuentra toda la información y matrícula, aquí.


Descargar e-Book


Comentarios

Deja tu comentario: