Emailing

Tras años de vaticinios agoreros en torno al futuro del email, podemos decir que el emailing sigue en plena forma, y en este artículo os cuento por qué.

Entre nuevas tendencias, redes sociales, programática, retargeting, Apps de mensajería y alguna que otra novedad que seguro que me dejo en el tintero, llevamos matando al emailing varios años. Cada cierto tiempo aparece un nuevo editorial que anuncia el fin de esta técnica.

Primero porque las redes sociales habían reemplazado parte de su función de comunicación y difusión; después porque su uso entre los jóvenes había sido, en buena parte, sustituido por la mensajerías instantáneas; y antes porque el spam o la carpeta de correo comercial de Google lo enterraría para siempre. Pero nada de eso ha pasado.





Descarga gratis la guía: Retos oportunidades y consejos de la Economía Digital




El emailing se resiste a morir. Y mucho. Continúa con la vitalidad de un jovenzuelo a pesar de sus más de 25 años de actividad. Veamos por qué:

El emailing ni está muerto ni va a morir. Va a seguir con nosotros por un periodo largo, con una salud envidiable y una rentabilidad magnífica para aquellos que sepan jugar con sus siempre cambiantes reglas. Los responsables de Marketing no deben olvidar a nuestro viejo amigo entre tanta novedad y tendencia, y deberían mantener siempre hueco y presupuesto para sacar partido a un canal que continúa siendo uno de los puntos de relación estratégicos con el usuario.

En ICEMD, El Instituto de la Economía Digital de ESIC, estamos comprometidos con el desarrollo de los profesionales de la economía digital, y con la consolidación de sus conocimientos en materia de estrategia, técnicas, tácticas y herramientas. Por ello ponemos a disposición de los trabajadores de este ámbito el Máster en Marketing Digital, puedes encontrar más información sobre el programa e inscripciones aquí.





Descargar e-Book




Comentarios

Deja tu comentario: