El Inbound Marketing es la versión extendida o 2.0 del Marketing de Contenidos - Pau Valdés

En los últimos años esto ha sido una constante en el sector de Internet y las nuevas tecnologías. Esta industria evoluciona a la velocidad del rayo, y presenta continuos retos para cada empresa que alcanza cierto éxito.

Muchos de estos nuevos océanos azules de negocio  nos pillan a contrapié, ocupados en otras cosas y sin capacidad de reacción para sumarnos al carro y para poderles sacar partido.

En el ámbito del marketing online se da un fenómeno muy similar. Las estrategias y tácticas que se vienen aplicando desde los orígenes de la era del dato, no han parado de evolucionar, y a menos que estemos a la última de las nuevas tendencias y oportunidades de captación de  negocio, cuando nos percatamos de una nueva fórmula que a lleva algún tiempo funcionando, de nuevo la cresta de la ola ya ha pasado de largo.

Hay dos ámbitos en el marketing online en los que este fenómeno aún presenta oportunidades.

Por un lado el marketing de contenidos. Estamos aún en un momento en el que muchas empresas aún no saben cómo implementarlo. En muchos casos confunden el marketing de contenidos con simplemente publicar contenido, o incluso, publicar contenido corporativo. Y en muchos otros, cuando ya se entiende la esencia de la técnica, se ven desbordados por la complejidad operativa que implica ponerlo en marcha.

El marketing de contenidos ya está en plena fase de expansión. 

Según el Custom Content Council America (un reflejo de la situación Europea en un par de años), el 86% de los profesionales del marketing de consumo invierten en marketing de contenidos, pero según Forrester, sólo el 36% lo hacen bien.

En estos momentos, ya el 28% de los presupuestos de marketing están asignados al marketing de contenidos y el 37% de los presupuestos ya están destinado al branded content.  Finalmente, el 55% de los profesionales del sector afirman que incrementarán su presupuesto de marketing de contenidos en el 2014.

Aún con todo, y delante de estos datos de aceleración, existen aún grandes oportunidades de posicionamiento a través de esta técnica de marketing.

Otro ámbito que también presenta grandes posibilidades sino más, es el inbound marketing, la versión extendida o 2.0 del marketing de contenidos. En el inbound el marketing de contenidos se pone al límite, se profesionaliza al máximo, los contenidos se optimizan para los buscadores, se buscan nuevas oportunidades de captación de tráfico, se extrema el trabajo en redes sociales para la difusión de los contenidos, y adicionalmente, todo se hace para captar bases de datos que aman nuestra empresa por lo útiles que vamos a resultar a nuestro usuario.

Adicionalmente, todo lo mencionado se potencia mediante lo que llamamos la automatización del marketing: sistemas de valoración de leads y nutrición de bases de datos con el fin de acompañar a los usuarios a lo largo de su ciclo de compra.

Alguien que domina el inbound, a su vez se convierte en un cinturón negro del marketing de contenidos.

Aunque el marketing de contenidos se presenta como la única alternativa para alcanzar el dominio del tráfico natural de los buscadores, el reto ahora está en quien lo hace primero. Aquellas marcas que consigan el control de los contenidos nicho en algunas temáticas va a ser extremadamente difícil destronarlas. El inbound marketing es simplemente el acelerador que necesitan las empresas para llegar a ese status lo antes posible, e incluso para tomar la delantera ante la competencia.

En este caso estamos ante una ventana de aire fresco en cuanto al marketing online. Los años venideros se verán marcados por un vuelco masivo de los presupuestos de marketing hacia el marketing de contenidos, y sólo las que entiendan como acelerarlo a través del inbound marketing surfearán la ola.

 

Comentarios

Deja tu comentario: