Diseño centrado en el usuario

El diseño centrado en el usuario permite conciliar las expectativas de los clientes con las necesidades de negocio, creando procesos de diseño más eficaces y con mayor índice de éxito.

¿Pasa mucho tiempo entre que tu compañía toma la decisión de lanzar un nuevo producto y lo lleva al mercado?

¿Tienes que dedicar mucho tiempo y esfuerzo en corregir carencias de un producto ya lanzado?

¿Lanzas al mercado plataformas digitales a las que le llueven críticas negativas a pesar de la inversión y el cambio que suponen frente a lo que tenías antes?

Todos estos son algunos síntomas de no estar utilizando procesos de diseño centrado en el usuario. El principal propósito del diseño centrado en el usuario es que las organizaciones dediquen menos tiempo a diseñar productos que equivocan las necesidades de sus destinatarios.

¿Cómo lo hace?

  1. Obteniendo una comprensión completa del usuario del producto. Necesitamos conocer cómo usa el producto, cuándo, en qué contexto. Para ello debemos utilizar un mix de herramientas de investigación que permita llegar a las motivaciones y necesidades profundas.
  2. Involucrando activamente al usuario. El análisis debe proceder de información del destinatario del producto, y todo cuanto diseñemos ha de estar validado por el cliente.
  3. Iterando. Muchas veces es complicado que los clientes expliquen qué es lo que quieren hasta que no se lo muestras… Eso sí, una vez se lo muestras podrán construir. Por ello necesitamos repetir la secuencia de diseño y validación hasta perfeccionar nuestro producto.
  4. A través de equipos multidisciplinares. Necesitamos traer diferentes visiones y concepciones de cómo es el producto, de lo que aporta, y generar riqueza al mezclar skills heterogéneos.
  5. Buscando la experiencia completa. La experiencia de un nuevo producto o servicio va más allá de las características funcionales. Incluye toda interacción con la compañía, toda característica del producto y todos los intangibles que aporta la marca.





Descarga gratis la guía: Retos oportunidades y consejos de la Economía Digital




¿Qué es lo que aporta la utilización del diseño centrado en el usuario?

Con todo ello, esta disciplina de Customer Centric Management busca gestionar desde el cliente el diseño de nuevos productos y soluciones aportando una visión integradora entre el mundo del usuario y el mundo de la compañía. De este modo busca crear un proceso de diseño que resulte en mejores productos, capaces de generar mejores resultados de negocio y de una forma más eficiente. En su portfolio formativo ICEMD, El Instituto de la Economía Digital de ESIC, ofrece un Máster en Customer Experience Management  dirigido a aquellos profesionales que quieran incorporar estos conocimientos a la gestión del día a día de su profesión.





Descargar e-Book




Comentarios

Deja tu comentario: