Oferta en irresistible

Cómo desarrollar la mejor oferta irresistible adaptada a tu marca y tu público objetivo y que no pueda ser rechazada en ningún momento como forma de aumentar tu rentabilidad.

1. Define tu posicionamiento de marca en una frase

Directo y simple es sinónimo de perfecto. Considera a tu marca como una persona y define de manera clara su personalidad con vocabulario sencillo: Posicionamiento y USP

2.  Dirígete al público objetivo adecuado

Menos es más. Ten siempre en mente a tu público objetivo principal y define su perfil de una manera exhaustiva mediante criterios etnográficos y motivacionales: Targeting

3. Analiza el proceso de compra de tu consumidor

Paso a paso debes profundizar en la manera en que tu cliente se enfrenta a tu categoría y toma la decisión crítica de compra. Analiza los momentos de la verdad: Embudo de conversión

4. Destripa las ofertas irresistibles de tu competencia

Sólo con un análisis pormenorizado de las ofertas de nuestros competidores podremos afinar nuestra puntería y dar en el blanco real. El análisis de la oferta del líder, del innovador y de la “apuesta segura” son obligatorias: benchmarking

 

5. Ensaya tu mejor cara

Puede ser una característica de producto, una oferta en precio, un packaging innovador, una ventaja competitiva en la distribución o bien una emoción generada en el consumidor de manera única: Cómo construir ofertas irresistibles.

6. Quítale hierro al asunto

Minimiza el riesgo percibido de tomar una decisión de compra de tu marca, facilitando al consumidor que dé ese paso de manera inmediata: Reductores de riesgo

7. Viste tus mejores galas

Aumenta el deseo inmediato del consumidor por tu oferta añadiendo un beneficio tangible directo y rápido que consiga acelerar la toma de decisión: Aceleradores e incentivos

8. Díselo todo al oído

Personaliza tu oferta irresistible al máximo para que tu consumidor no entienda su vida sin tu marca. Eres irresistible y tu oferta será considerada un secreto que no será revelado a nadie más: CRM

9. Adelántate a sus deseos

En pleno proceso de enamoramiento debes dar en el blanco de manera proactiva durante un número suficiente de veces para que la relación se establezca y tu consumidor no pueda vivir sin ti: Fidelización

10. Hasta que la muerte os separe

No tengas reparo en invertir, si has cumplido el segundo de los requisitos merecerá la pena. Tu consumidor se enamorará de tu marca durante mucho tiempo: Retorno de la Inversión.

Jesús Estrada es profesor en el Programa Superior de Marketing Relacional de ICEMD. No te pierdas la infografía de este contenido aquí.

 

Comentarios

Deja tu comentario: