Decálogo de un digital marketing plan (10 cosas que no pueden faltar) - Juan Carlos Muñoz

Diseñar un plan de Marketing Digital consiste en ponerse delante de un papel en blanco y pintar. Puede parecer paradójico, hablar de papel y pintar cuando nos referimos a lo digital. Pero es una fantástica manera de tener una perspectiva global de lo que nos rodea, de lo que hay que tener en cuenta y de las conexiones que se establecen cuando nos ponemos a diseñar un plan de marketing digital.

¿Y qué es todo eso que gira en torno a las estrategias digitales? La clave puede estar en hacernos las preguntas correctas. Se me antojan 10 preguntas que debemos formularnos… y al ir respondiendolas iremos perfilando el plan de Marketing Digital.

 

  1. ¿Dónde estamos ahora?

Solo analizando absolutamente todo y estudiando lo que ocurre a nuestro alrededor, tendremos la información necesaria como para tomar las mejores decisiones y rebajar la incertidumbre. Debemos nutrirnos con toda la información posible sobre nuestro entorno económico, político, social y -sobre todo en digital- el entorno tecnológico.

 

2. ¿En qué liga juega mi empresa?

Estudiaremos también a fondo el mercado y el sector en el que competimos. Debemos aplicar procesos de Inteligencia Competitiva. Recoger información y analizarla, sobre el ambiente de nuestro negocio en Internet, sobre los competidores y sobre nuestra propia organización. ¿Cómo se comportan éstos y cómo nos comportamos nosotros en el entorno digital?

 

3. ¿Dónde queremos llegar?

Un tipo mucho más listo que yo dijo una vez que “solo el que no sabe dónde va, llegará a ninguna parte”. Si no sabemos a dónde vamos, da igual el camino que tomemos. Fijar unos objetivos medibles y ajustados en el tiempo será fundamental para no perder el rumbo a la hora de decidir qué estrategias y acciones de marketing digital ponemos en marcha y cómo las desarrollamos.

 

4. ¿Cuál es el mejor camino?

Y en función de todo lo que hemos analizado anteriormente, de toda la información que ya tenemos y de nuestros objetivos, debemos decidir qué estrategia o estrategias de Marketing Digital vamos a seguir. Esa estrategia debe responder al “qué vamos a hacer”. ¿Una estrategia de performance? ¿Quizás una de branded content?…

 

5. ¿Tenemos los recursos para ir por ese camino?

Si todos los indicios –toda la información-  nos dicen que debemos ir por un camino determinado para cumplir nuestros objetivos, debemos preguntarnos antes de nada si podemos hacerlo, si tenemos recursos para llevar a cabo las estrategias digitales que nos estamos planteando. Consideremos los recursos económicos, claro,…pero más importante aún, los recursos humanos. ¿Tenemos el expertise necesario? ¿Nuestro departamento de Marketing tiene las competencias digitales necesarias para este viaje? Aquí la formación en Marketing Digital es clave.

 

6. ¿Cómo vamos a ir?

Contestadas positivamente todas las preguntas anteriores, es hora de decidir qué acciones de marketing digital pondremos en marcha. Estas acciones deben obedecer a la estrategia digital definida anteriormente, y todas y cada una de ellas deben –a través de esta estrategia- cumplir en parte o totalmente los objetivos fijados. Estas acciones deben responder al “cómo” lo vamos a hacer.

 

7. ¿Estará mi target ahí?

La respuesta es SÍ,…y debemos buscarlo. El Marketing Digital nos proporciona herramientas de segmentación muy potentes que debemos utilizar para alcanzar a nuestro público objetivo. Esto no es café para todos y bajo esa premisa nuestra obligación en el entorno digital es hacer micro-marketing, acercarse al marketing one-to-one, porque la tecnología nos lo permite y nuestros propios públicos (clientes, prospects, leads, fans, followers,…) nos lo demandan.

 

8. ¿Cómo podemos encontrar a mi target?

Se hace necesaria la utilización de criterios de segmentación sociodemográficos pero, sobre todo, criterios de segmentación tecnológicos, como el Behavioural Targeting o la compra programática, por citar un par de ejemplos.  Conocer, estar actualizado y aplicar lo que las nuevas tecnologías pueden hacer, nos permitirá estar más cerca de nuestro target y cumplir sus expectativas.

 

9. ¿Vamos a poder medirlo?

Aquí se mide todo…y en ello debemos poner todo nuestro empeño. Medir antes, medir durante y medir después de lanzar nuestro plan de Marketing Digital. Conoceremos y explotaremos las herramientas de analytics para escudriñar cada acción que lancemos, cada resultado conseguido, cada visita, cada prospect, cada lead, cada venta…

 

10. ¿Podemos demostrar un ROI?

Tomaré esta pregunta como retórica. Demostrar que cada euro invertido tiene un retorno, precisamente para eso, para demostrar que es una inversión y no un coste. Y no hablamos solo de un retorno económico, sino también en términos de imagen de marca. El Marketing Digital nos permite hacerlo, al poder medir exactamente el resultado de todas nuestras acciones digitales. Probar que unas acciones determinadas funcionan o no, pero probarlo, demostrarlo, para, con esa experiencia adquirida, ser capaces de optimizar los próximos planes de Marketing Digital, las siguientes estrategias digitales y las futuras acciones de marketing online que desarrollemos.

 

 

Comentarios

Deja tu comentario: