Inicio > Un caso práctico de SEO on page

Un caso práctico de SEO on page

Recurso artículo | Marketing Digital | 5 minutos de lectura


Antonio Fagundo Hermoso
Director Gerente

seo on page

Pues bien, el SEO on page es el que se trabaja dentro de la página web. Básicamente es texto, y los motores de búsqueda lo encuentran en el código fuente. Aunque a efectos de accesibilidad y posicionamiento también aporta el tener la web adaptada a la navegación móvil. El SEO on page, como gran parte de las cosas en el mundo de Marketing Online, consiste en el método de prueba-error, puesto que será el propio histórico de la web el que nos dirá si estamos equivocados o no. Y eso se mide con la analítica.
Visto lo anterior, trabajar palabras clave y contenidos es fundamental en cualquier estrategia de posicionamiento. Sin embargo, el contenido no es el Rey. Técnicas como saturar la web de contenido van a “marear” a los buscadores, puesto que les estaremos dando muchísimas pautas de búsqueda y no podrán posicionarnos con facilidad. Obviamente, generar poco contenido tampoco es bueno. Por lo tanto, y parece de perogrullo, lo ideal es generar el contenido apropiado, que sea acorde con las búsquedas que recibimos (esto se mide en analítica con el número de visitas), y que esté en consonancia con el producto o servicio que ofertamos. Será la propia analítica la que nos irá diciendo las palabras por la que los usuarios nos buscan y nos encuentran. Son esas las palabras que hay que trabajar.
En el caso de la empresa que dirijo, debido a que exportamos 2/3 de nuestras ventas, tenemos que trabajar el SEO on page en 8 idiomas, incluido el español… y sorprenden los resultados de búsqueda. De ahí hemos aprendido que el SEO on page debe ser trabajado por nativos, nunca por traductores automáticos, puesto que es necesario saber el nombre o la palabra que el usuario utiliza para buscarte en internet. Solo en España nos hemos encontrado con que en Andalucía existen múltiples formas de denominar al calzado deportivo, entre ellas “tenis” o “botines”. Sin embargo, los botines son botas de caña baja. A lo que en el Sur llamamos botines, en el resto del país se denomina “zapatillas”. Sin embargo, en el sur las zapatillas se llaman “babuchas”.

Esta diferencia de nombres dentro de un solo país tiene que ser considerada y trabajada en el código fuente porque es en esas palabras donde está tu negocio.
Igual ocurre a nivel internacional. Los usuarios buscan nuestro producto introduciendo en los buscadores “zapatos con alzas” o “zapatos con cuñas”. Sin embargo, en inglés “shoes with wedges” o “shoes with lifts” no se utiliza. Los ingleses los denominan “height increasing shoes”. Pero es más, el Reino Unido tiende más a buscar términos como “wedge” y los EEUU se decantan por “lifts” o por “elevator shoes”. Por eso es importante que los textos de las páginas webs sean trabajados por nativos y no se utilicen traductores automáticos.
Este tipo de búsquedas se monitorizan a través de los programas de analítica y pueden resultar de mucha ayuda aplicaciones como Google Trends, la cual permite comparar en tiempo real y por países, diferentes términos de búsqueda. Pero no siempre hay que dejarse llevar por estas aplicaciones. Uno de los mayores errores que mi empresa cometió fue invertir recursos en los términos “zapatos con tacos”. Así es como suelen buscarse los “zapatos con alzas” en algunos países de Sudamérica y en México. Sin embargo, vimos que perdíamos posicionamiento con esas palabras porque los “tacos” también son “tacones”, así que el buscador daba primacía a los resultados que el propio buscador entendía que eran más relevantes… y mostraba zapatos de tacón. No, ese no es nuestro negocio. De nuevo prueba-error.
Aunque el SEO on page evoluciona a la velocidad de la luz, no hay que perder de vista que los buscadores leen texto, así que hay que “explicarles” qué es lo relevante y en función de qué búsquedas quieres que te encuentren. Esto es importante porque los buscadores no leen imágenes, sin embargo, cuando hacemos una búsqueda el motor nos ofrece imágenes como resultado. Esas imágenes están optimizadas, es decir, tienen un Title y puede que un atributo ALT. Así, cuando alguien busque “zapatos de charol”, puedo conseguir que el buscador muestre la imagen de mi zapato de charol y llevarlo a mi página web. Cuantos más clics reciba esa imagen, mayor preferencia le dará el buscador y mejor posición tendrá, porque el buscador entiende que ofrecemos una información relevante para los usuarios, y nos premia.
De esta manera destacamos las imágenes. También se pueden destacar las fichas de producto (con urls amigables y utilizando palabras clave) y los textos que contiene la web. A los buscadores les ocurre algo parecido al ojo humano, cuando leen, muestran más atención si encuentran palabras en negrita o en cursiva. Utilizar negritas o cursivas destacará contenido de la web y hará que los buscadores otorguen más importancia a ese contenido. Pero claro, todo en su justa medida, puesto que si llenamos la web de negritas y cursivas, al igual que el ojo humano, el buscador no encontrará contenido que sobresalte.
Por supuesto, una buena arquitectura de la página web, con la información bien estructurada, utilizando un sitemap, robots.txt, enlaces internos (a las condiciones de compra, aviso legal, gastos de envío…), y etiquetas meta también nos ayudará a optimizar nuestro SEO on page. Porque de eso trata el SEO, de ‘Search Engine Optimization’, es decir, de optimizar el posicionamiento de un portal web en los resultados naturales de buscadores.
En resumen: a los buscadores hay que alimentarlos, por eso el buscador es el animal y el SEO on page su comida.




Descargar e-Book





Recursos relacionados

03 Oct 2016
¿Anuncios cortos o largos? Los Expanded Ads de AdWords

Cuando lo pregunto en clase todos dicen “¡corto, corto!”. Ahora viene Google AdWords y nos aumenta un 50% el número de letras que podemos poner en un anuncio. Entonces, ¿mejor largo?

03 Oct 2016
Plan de Social Media en tres fases

Hacer un plan de Social Media no es una tarea sencilla. Pese a que hay mucha literatura sobre el tema, como profesionales debemos saber distinguir los 3 pasos correctos para llevar a buen puerto un plan de medios sociales. De media, según Global Web Index, un usuario español pasa más de 2 horas al día en estos soportes y, eso es mucho. Si un pez tiene un tiempo de atención de 8 segundos, ahora mismo un usuario tiene 6 segundos en pantalla… Imaginaos lo importante que es el tiempo. Este es un contexto donde se producen casi 300.000 tweets por minuto, o más de 1 millón de likes al minuto o, yendo más allá, más de 10 billones de visualizaciones de vídeos en Snapchat en un día.

29 Sep 2016
Ejemplos de Marketing relacional: Cloud

A día de hoy en el marketing relacional el cliente lidera la relación con las marcas. Las marcas están adaptándose a la nueva situación definiendo estrategias para la “transformación del negocio” que les permitan gestionar el impacto de la digitalización y la socialización en su negocio. Los medios comprados (Google principalmente) y ganados (Facebook) han “educado” al cliente a usar plataformas con contenidos relevantes, alta usabilidad y rendimiento. Ahora los clientes exigen la misma respuesta a las marcas cuando gestionan las relaciones con ellos desde sus plataformas (medios propios).

29 Sep 2016
Marketing de Contenidos aplicado al e-commerce para convertir más

Gracias a los espectaculares resultados de la aplicación de la disciplina del Marketing de contenidos, la evolución del e-commerce content ha sido imparable en el último año en todo el mundo.