app-de-salud-sincronizada-con-watch

Actualmente, los diferentes stakeholders que operan en el mundo de la salud (compañías farmacéuticas / medical devices, hospitales, AAPP, Sociedades científicas, Agencias, etc) se esfuerzan por lanzar a los diferentes markets (iOS, Android) las mejores apps de salud. Hace ya varios años que llevamos empeñados en conseguir “La App”, pero es difícil dar con la fórmula mágica.

¿Cuántas descargas tiene tu app de salud? 

Al principio, todos los que hemos estado involucrados en la creación, lanzamiento de una app de salud nos contentábamos si conseguíamos un número de descargas alto.

No obstante, pronto nos dimos cuenta de que la métrica correcta no era el número de descargas, sino el número de sesiones de usuarios únicos.

Que el icono de tu app esté en el escritorio del dispositivo de un cliente es una buena noticia, pero lo verdaderamente relevante es que dicho usuario haga clic en el icono con la mayor frecuencia posible.  

Eso revelará que usar tu app tiene un valor para él.

¿Por qué es tan difícil conseguir que una app de salud se utilice de forma recurrente por parte de un usuario / paciente? 

En mi opinión hay 3 razones por las que las apps de salud no terminan de convencer:

El primero es un tema de gestión de las expectativas de los usuarios. ¿Qué puede hacer una app de salud por un usuario / paciente y cómo es de fácil hacerlo?

Apps de salud: ¿Cómo gestionar los datos generados? 


El segundo es la propiedad y el tratamiento del dato ¿Quién es realmente el propietario de los datos de salud que se registran?

En ocasiones los datos quedan almacenados en el dispositivo móvil del usuario, por lo que claramente son de su propiedad, pero ¿Qué pasa cuando los datos se almacenan en la nube? ¿Hasta qué punto puede considerarse parte de la historia clínica del paciente y estar fuera de su hospital de referencia? ¿Qué tratamiento se le puede dar a esos datos, y por parte de quién?

Estamos en un momento en el que todo el mundo habla del interés y las ventajas del Big Data y su importancia en temas de prevención de enfermedades y diagnóstico precoz.

Es un tema, sin duda, interesante sobre el que hay seguir trabajando para tener claridad jurídica sobre cómo hacer las cosas legalmente.


Apps de salud: La necesidad de la integración 

El tercero, último y para mí más importantes es que el verdadero valor de las apps de salud llegará cuando éstas estén 100% integradas en los sistemas sanitarios.


Si bien es verdad que las apps de salud pueden ayudar al paciente de muy diversas maneras, lo verdaderamente diferenciador vendrá cuando los médicos prescriban las apps como parte del tratamiento.

Ésto tiene que venir acompañado de una integración sólida:

Tengamos claro que el paciente es eso, paciente, y no podemos descargar en sus habilidades, su interés y su constancia la responsabilidad del éxito de nuestras apps.

¿Quieres aprender a aplicar el marketing digital en el área de healthcare con éxito? Fórmate con el Programa Superior Online de Healthcare Digital Marketing de ICEMD. Encuentra toda la información e inscripciones, aquí.

Comentarios

Deja tu comentario: