storytelling ejemplos

Todas las marcas tienen historias que merecen ser contadas:todos los días ocurren cosas alrededor de una marca y tenemos que aprovechar este valioso recurso. 5 muestras de Storytelling, ejemplos que cambiarán tu mirada.

Si repasamos los mejores ejemplos de Storytelling, nos damos cuenta que muchas veces, parten de situaciones diarias que pasamos por alto: la experiencia de un cliente, una anécdota divertida, el día a día del equipo… Las fuentes de inspiración son más de las que creemos.





Descarga gratis la guía: Retos oportunidades y consejos de la Economía Digital




Los que trabajamos alrededor de las marcas sabemos que hay historias interesantísimas detrás de muchas marcas que no llegan al gran público. Da la sensación de que estamos más cómodos comunicando un producto, una oferta o haciendo una campaña para generar leads, en vez de construir cada día marcas más amables, icónicas y con personalidad propia.

Seguimos haciendo “campañas”, definidas como un esfuerzo puntual para comunicar algo. En realidad, deberíamos estar construyendo el relato de una marca día a día, con todo lo que rodea a una compañía, no sólo su publicidad o comunicación comercial.

Nos puede el cortoplacismo versus la grandísima oportunidad de construir marcas más humanas, con sus fallos y sus aciertos a través del Storytelling. Las marcas perfectas que gustan a todo el mundo no existen y, cuanto antes seamos conscientes de eso, mejor.

Jon Thomas, Director de Estrategia de TracyLocke, dice que las personas no tienen 30 segundos para ser interrumpidas, pero si tienen 30 minutos para escuchar una gran historia. Y yo no puedo estar más de acuerdo.

Cuando se supone que no tenemos tiempo de nada y los grandes gurús de la publicidad digital dicen que lo que debemos hacer son contenidos cortísimos de no más de 15’’ que quepan en un Stories de Instagram o en un gif en Facebook, llega el Banco de Santander y hace un corto de 17 minutos dirigido a los millenials. Y no sólo gana el Grand Prix en Entertainment en Cannes Liones 2017, sino que bate el récord de cuentas dadas de alta de la historia del banco y pulveriza los objetivos que se había marcado su departamento de marketing.

¿Cómo una marca tan poco afín a los millenials consigue atraparles durante 17 minutazos? Muy sencillo: ofreciéndoles una gran historia en la que se sienten identificados. Olvidándose de poner muy grande una oferta racional, de chillar lo más alto posible y cuantas más veces mejor y, sobre todo, de perseguirles durante su navegación con formatos invasivos e irrelevantes. Frente a lo que se suele hacer habitualmente, el Santander optó por una historia con la que atraerles y, observando los datos, parece que funcionó.

Le funcionó como a Red Bull en 2012 cuando nos tuvo 3 horas atrapados en YouTube siguiendo la hazaña Felix Baumgartner, pero esa historia ya la conoces de sobra.

No hace falta tener los presupuestos de Santander o Red Bull para hacer un buen Storytelling, una pequeña pyme sin ningún conocimiento de marketing puede hacerlo. Es el caso del restaurante Lakasa de Madrid: desde que empezaron las obras de su primera localización, utilizaron su web y sus perfiles sociales para construir su historia día a día. Hoy, probablemente sea una de las marcas que mejor practica el Storytelling, ejemplo de cómo ofrecer a los aficionados a la gastronomía y a su fiel clientela un sobresaliente plan de contenidos diario. ¿Cuántas marcas top tienen más de 300 vídeos en su canal de YouTube contando el día a día de lo que ocurre de puertas hacia dentro?

Desde Lakasa nunca han hecho una campaña ni han invertido un euro en Social Ads, pero cada día practican el Storytelling de una marca cercana, real, honesta y transparente. Tanto, que diariamente retransmiten sus pases de cocina en streaming. ¿Cuántas marcas se atreverían a mostrar su “cocina” sin trucos ni artificios? El Storytelling tiene que estar basado en la verdad para resultar creíble.

Otro ejemplo de Storytelling sin recursos es el de la Asociación de Enfermos de Parkinson de Alicante: una web y un vídeo maravilloso de casi 4 minutos en el que, simplemente, cuentan que para generar ingresos necesitaban llamar la atención. ¿Qué hicieron? Cambiarse el nombre por el de Asociación de Ex Hombres Lobo de Alicante, un vídeo protagonizado por los enfermos de Parkinson y sus familiares en el que se ríen de ellos mismos y nos cuentan porqué se cambiaron de nombre, mostrando toda la humanidad que se echa de menos en piezas publicitarias basadas en la ficción. Esto es Publicidad Real, tan buena que emociona y llama la atención.

Y, para terminar, un último ejemplo de Storytelling gratis total, el caso del pibe de los cajones de Quilmes: un vídeo captado por una cámara de seguridad en la que vemos cómo un repartidor de esta marca de cerveza tiene el infortunio de que se le caigan decenas de cajas de botellines en plena calle con el consiguiente estropicio. Decía al principio que todos los días ocurren cosas alrededor de una marca: simplemente tenemos que estar preparados y ser listos para utilizarlas. Este vídeo se podría haber quedado ahí, pero la marca decidió colgarlo en sus redes sociales y buscar a este repartidor para, en vez de castigarlo, compensarle por lo que le había pasado con unas entradas para ver a su selección jugar en la Copa América. La conversación que se generó en las redes buscándole fue divertidísima y la marca obtuvo presencia en medios de comunicación de manera gratuita gracias a su inteligente utilización de esas pequeñas historias que viven dentro de las marcas.

¿Quieres sacarle el máximo partido al Storytelling y especializarte en Inbound Marketing? Puedes hacerlo con el Máster en Marketing Digital de ICEMD. Toda la información e inscripciones, aquí.





Descargar e-Book




Comentarios

Deja tu comentario: