negocio online

Uno de los factores críticos que penalizan la experiencia de usuario desde dispositivos móviles en cualquier comercio electrónico es el tiempo de carga. Cada fase dentro del proceso de compra precisa de una solución tecnológica que ayude a cumplir nuestros objetivos. De esta manera, aumentarán las conversiones y se fortalecerá la propuesta de valor de nuestro negocio online.

Resulta evidente que en la actualidad los dispositivos móviles son una parte fundamental para cualquier negocio online. Los smartphones y tablets representan normalmente más del 60% del tráfico que reciben nuestras páginas web. A pesar de ello, la experiencia de compra sigue siendo uno de los puntos pendientes a mejorar.





Descarga gratis la guía: Las 10 competencias para triunfar en la Economía Digital




En ocasiones, la no adaptación de la web al dispositivo, los retrasos en tiempos de carga debidos a una pobre optimización web y la conexiones defectuosas provocan una alta tasa de rebote en nuestra página y, por tanto, una notable reducción en la conversiones.

Nuestros usuarios demandan experiencias móviles rápidas y convincentes

Hasta el momento, han surgido distintas tecnologías para modificar la apariencia de nuestra tienda online y conseguir su adaptación a los distintos dispositivos, ya sea optando por un diseño responsive o por uno adaptativo.

Por otro lado, surgen nuevas tecnologías que ayudan a optimizar y reducir los tiempos de carga notablemente aplicables a nuestro negocio online.

Nuestro usuario no dispone siempre de una conexión wifi de gran calidad o puede ser que su red 3G o 4G no funcione a pleno rendimiento. Estos factores provocan cierta desesperación al usuario, que opta por abandonar nuestro ecommerce.

En este punto surgen distintos debates: ¿debo crear una aplicación móvil que descarguen mis usuarios? ¿Tengo que optimizar mi página web ya existente? ¿Debo crear un sitio web específico para móviles?

Ante todos estos interrogantes, debemos analizar cuál es el proceso de compra de nuestro usuario para obtener la mejor solución. Debemos recordar que nuestro usuario, en ocasiones, utiliza distintos dispositivos (smartphone, tablet, portátil, ordenador de sobremesa) y debemos trasladarle una experiencia de compra agradable en cualquiera de ellos.

Para analizarlo, vamos a centrarnos en las tres fases esenciales del proceso de compra. En cada una de ellas, señalaremos los objetivos que deben cumplirse y consideraremos la tecnología más recomendada para dicha fase.

3 fases y 3 tecnologías: descubrimiento, compra y fidelización.

1. Descubrimiento

En primer lugar tenemos la fase de descubrimiento. Nuestro usuario realiza la búsqueda en Internet y accede desde la página de resultados a nuestra tienda online. Una vez aquí, debemos aportar al usuario una experiencia de navegación ágil, instantánea y sencilla. Por otro lado, debemos abordar la reducción del tiempo de carga del contenido. Ambas acciones, nos permitirán además minimizar los costes de adquisición.

La tecnología ideal para integrar en esta fase de nuestro negocio online es AMP. Accelerated Mobile Pages o AMP es una tecnología de código abierto y de fácil implementación utilizada por los grandes comercios electrónicos, como por ejemplo eBay. Esta tecnología permite crear páginas web sencillas reduciendo al máximo el tiempo de carga en teléfonos móviles. Además, mejora de manera significativa el posicionamiento orgánico en búsquedas móviles.

En conclusión, AMP nos permitirá captar rápidamente la atención de nuestro usuario y poder enlazar de forma sencilla con la siguiente fase de interacción y compra dentro de nuestro negocio online.

2. Interacción y compra

La segunda fase es la de interacción y compra. Nuestros objetivos se transforman: es el momento de recordar al usuario nuestra propuesta de valor, reducir las transiciones que se producen al navegar por nuestra tienda online y, por último, potenciar la interacción entre nuestra web y el usuario.

La tecnología más apropiada en este caso son las Progressive Webs Apps o PWA. Se trata de aplicaciones web que se ejecutan en nuestro navegador móvil, caracterizadas por proporcionar una experiencia muy similar a las aplicaciones nativas, aunque de forma limitada. Sus principales puntos fuertes son:

3. Fidelización

La tercera y última fase es la de fidelización. Una vez hemos conseguido que nuestro usuario realice su primera compra, debemos conseguir los siguientes objetivos:

En este caso, desarrollaremos una aplicación para los distintos sistemas operativos. Haciendo uso de las funcionalidades nativas que ofrece cada dispositivo, tendremos la oportunidad de conocer a nuestro cliente en mayor profundidad y, por tanto, realizar una oferta más personalizada.

Todas estas interacciones que realiza el usuario nos permiten crear una imagen más personalizada de su comportamiento. Gracias al uso de cada tecnología en su fase correspondiente, podremos ofrecer una mejor experiencia de usuario, un contenido más personalizado y mejorar nuestra propuesta de valor.

¿Quieres aprender más sobre eCommerce y mejorar las ventas de tu negocio online? Lógralo con el Programa Superior en Comercio Electrónico de ICEMD. Encuentra toda la información y las incripciones aquí.





Descargar e-Book




Comentarios

Deja tu comentario: