publicidad digital

Hoy hablaré de Publicidad Digital y de cuáles son para mi sus dos pilares. Reflexionando sobre este tema, desde mi punto de vista, creo que hoy en día nos estamos centrando demasiado en los datos y olvidando un poco de lo que hay realmente detrás de ellos: personas.

La publicidad digital se dirige a personas que tienen sentimientos, expectativas, necesidades, gustos, intereses, creencias, conocimientos, aspiraciones, y muchas cosas más en sus cabezas.





Descarga gratis la guía: Retos oportunidades y consejos de la Economía Digital




Se supone que todos los datos en publicidad digital nos van a ayudar a conocerlos mejor, ¿pero que sucede cuando llegamos a ellos? Llegados a este punto, creo que nos estamos olvidando de que a cada una de esas personas hay que persuadirla de forma diferente. Nos estamos olvidando de adaptar nuestra comunicación a cada uno de ellos, y muy erróneamente pensamos que como internet es rápido, su toma de decisiones también va a ser rápida.

El ser humano aunque utilice herramientas digitales para buscar, encontrar y comparar de forma más rápida, sigue utilizando un proceso largo a la hora de decidirse, y una vez que se ha decidido, a la hora de permanecer y ser fiel.

La publicidad digital debería basarse en el mismo proceso que utiliza cualquier ser humano a la hora de enamorar a alguien. Primero tienes que conocer a la persona, lo siguiente es conseguir atraer su atención, su interés, su deseo, su consideración y su confianza, conseguir que te elija a ti y, finalmente, tienes que cuidarla para que se quede contigo y te sea fiel: preocuparte por ella.

Así podemos decir que la publicidad digital debería basarse en dos pilares:

Sin estos dos pilares, la publicidad digital desde mi punto de vista, no funciona. Es como llegar a una discoteca donde sabes que está la persona que gusta y una vez que te ve, empiezas a hablar sólo de ti, de lo guapo o guapa que eres, o de temas que sólo te interesan a ti.

Si no creamos esa conexión, por muchos datos que tengamos y por muy bien analizados que estén con el Big Data o por un DMP (Data Management Platform), el dinero que estemos invirtiendo en publicidad digital, lo estaremos tirando a la basura. No se trata de conocer mejor al usuario sólo para llegar hasta él, sino que además nuestro objetivo debe ser enamorarle y acompañarle en un largo proceso hasta conquistarle.

Creo que de momento, el excesivo ego de muchas empresas anunciantes les impide ver esta realidad y, en consecuencia, esto provoca orientar sus objetivos únicamente a corto plazo, enfocando su estrategia de publicidad digital en una dirección unilateral carente de empatía, un error que se lleva haciendo desde que nació la publicidad.

Muchos anunciantes, como muchos humanos, se han convertido en vagos egocéntricos carentes de empatía, que saben llegar a dónde están las personas, pero no saben conectar con ellas. Deberían preguntarse si lo que pretenden son “rollos de una noche” o “tener una larga relación” con sus clientes, y eso, desde mi punto de vista, sólo se logra si en dicha estrategia de publicidad digital están perfectamente coordinados estos dos pilares, planificación y persuasión.

El Máster en Marketing Digital de ICEMD dota a los profesionales de herramientas estratégicas y tácticas para optimizar sus decisiones y mejorar sus resultados. Más información e inscripciones aquí.





Descargar e-Book




Comentarios

Deja tu comentario: