Innovacion disruptiva

Vamos a revisar el concepto de innovación disruptiva y qué elementos lo componen, configurando en el proceso de creación, ideación y cambio, así como entender que la innovación ayuda y soporta cualquier proceso de transformación en las organizaciones.

El concepto de innovación disruptiva es relativamente nuevo. Fue introducido por Clayton Christensen (profesor en Harvard Business School wwww.claytonchristensen.com) en 1997 en el libro “The innovators dilema” y se refiere a cómo puede un producto o servicio que en sus orígenes nace como algo residual o como una simple aplicación sin muchos seguidores o usuarios, convertirse en poco tiempo en el producto o servicio líder del mercado.





Descarga gratis la guía: Retos oportunidades y consejos de la Economía Digital




La innovación disruptiva se refiere por tanto a tecnologías o innovaciones que llevan a que determinados productos o servicios desaparezcan, y lo logran al contraponer estrategias disruptivas frente a estrategias sostenibles, con la finalidad de combatir las marcas dominantes y posicionarse en el mercado.

Tenemos casos de innovación disruptiva, por ejemplo en Facebook y cómo se hizo líder en poco tiempo aportando un servicio novedoso, o cómo Skype apostó por el modelo de voz IP cuando las grandes compañías de telecomunicaciones no se ocupaban de esta tecnología y así pudo poco a poco buscar su nicho e ir mejorando y ocupando cuota de mercado hasta convertirse en una compañía líder de comunicaciones. Más casos son las nuevas maneras de distribuir la música vía internet que están volviendo obsoletos los modelos tradicionales de comercialización de música, las tabletas frente a los ordenadores, los nuevos sistemas operativos de móviles que llegaron con sus aplicaciones, etcétera.

La mayoría de las empresas no pueden invertir grandes recursos en la investigación de nuevos modelos porque suponen un elevado coste para ellas y no todos los procesos de investigación que se inician culminan con éxito, con la consiguiente pérdida económica que ello implica. Sin embargo no se puede dejar de lado la investigación de nuevos modelos. Hay que minimizar el coste de los procesos de innovación para que se puedan asumir en las empresas. Hoy en día se empieza a popularizar la subcontratación de los procesos de innovación.

Disruptivo es un término que procede del inglés disruptive y que se utiliza para nombrar a aquello que produce una ruptura brusca. Por lo general el término se utiliza en un sentido simbólico, en referencia a algo que genera un cambio muy importante o determinante y que lleva siempre a crecer, avanzar, a desarrollarse, a desaparecer y luego nacer, a buscar y encontrar lo alternativo.

Bajo el concepto de innovación disruptiva orbitan otros que la completan y complementan el mismo. Hablamos por ejemplo de innovación abierta, término acuñado por el profesor Henry Chesbrough. La entiende como una nueva estrategia de innovación bajo la cual las empresas y organizaciones van más allá de los límites internos que tienen, y busca la cooperación con profesionales externos para que juntos, desde una posición de inteligencia colectiva, sean capaces de sacar adelantes proyectos de estrategia y de I+D+i.

Otro elemento íntimamente vinculado a la innovación disruptiva es la destrucción creativa, concepto que lo ideó el sociólogo Werner Sombart y lo popularizó el economista Joseph Schumpeter. Define el proceso por el que la aparición de nuevos productos y servicios destruye otras ya existentes en el mercado, e incluso hace desaparecer empresas y modelos de negocio que eran habituales en el mismo. En otras palabras, el proceso de creación e ideación provoca y rompe moldes, productos, servicios y soluciones ya existentes, creando otros nuevos que desde una perspectiva innovadora son diferentes, necesarios y/o responden a una nueva necesidad o la crean.

Junto a ello, y respondiendo al uso de metodologías ágiles que permiten innovar, la innovación disruptiva no la podemos entender si no incorporamos técnicas como el design thinking, empleada inicialmente por los diseñadores para el desarrollo de productos innovadores que colmaran las necesidades de los clientes. Está integrado por la lógica, la imaginación, la intuición y el razonamiento sistémico para explorar las posibilidades de lo que se puede llegar a hacer en el mundo de la tecnología, de los productos, de las personas y las organizaciones.

Por último no podemos entender la innovación disruptiva sin integrarla con la creatividad o pensamiento divergente o pensamiento lateral, que consiste en la búsqueda de alternativas o posibilidades diferentes para la resolución de un problema. Está íntimamente relacionado con la imaginación y es una forma de organizar los procesos de pensamiento a través de estrategias no ortodoxas que permitan generar ideas que escapen de los lineamientos del pensamiento habitual.

Por tanto cuando hablamos de innovación disruptiva, estamos considerando creación imaginación, creatividad, “salirse de la zona de confort”, crear y destruir, avanzar, considerar opciones nunca pensada ni imaginadas, incorporar la inteligencia colectiva, salirse de los cánones, ser más competitivos y encontrar divergencia exitosa.

En ICEMD contamos con el Programa Superior en Innovación en la Economía Digital, que dota a los profesionales de herramientas para pensar en estos términos, y para poder liderar procesos de innovación en sus empresas. Más información e inscripciones aquí.





Descargar e-Book




Comentarios

Deja tu comentario: