conseguir visitas en youtube

Abrir tu canal de YouTube es muy sencillo. Pero para sacarle el máximo partido hay que hacer que las visitas lleguen, y después conseguir que no se quieran marchar y que, cuando lo hagan, estén deseando volver. Y eso es lo difícil.

Antes de entrar en materia, vamos a hacernos una pregunta crucial ¿es YouTube una red social? Vale, si entendemos como red social individuos relacionados que pueden interactuar entre ellos, pues entonces sí. Pero hasta ahí. No entramos en YouTube como podemos hacerlo en Facebook, Twitter o Google+, si es que hay alguien que entra en Google+, que esa es otra. Y este detalle es fundamental a la hora de conseguir visitas a nuestro canal.





Descarga gratis la guía: Retos oportunidades y consejos de la Economía Digital




Vamos a necesitar las redes sociales “al uso” para mover nuestros vídeos y sumar visionados. Y también vamos a necesitar, bueno a corto plazo no, pero a la larga yo te lo recomendaría, tener un blog o sitio web propios e incluirlos en él. Más que nada para que tu estrategia digital no dependa totalmente de terceros y estés a merced de sus políticas e intereses comerciales.

Dicho esto, la siguiente pregunta es qué quieres: ¿conseguir visitas en tu canal de YouTube, que se vean tus vídeos subidos a YouTube, o simplemente, que se vean tus vídeos? Porque no es lo mismo, para lo segundo no es imprescindible lo primero, y para lo primero lo deseable es lo segundo. Y está la tercera opción, en la que lo importante es que se vean, no importa dónde, incluso no es imprescindible que estén subidos a YouTube. Por cierto, ¿has probado Vimeo?

Pero estamos en YouTube que, sin duda, es el lugar más fácil para que te encuentren, así que sigamos con lo que te prometía al principio, conseguir visitas a tu canal. Y aquí la clave está en quién es el propietario de la plataforma. En efecto, el dueño y señor de las búsquedas en Internet (¿ves cómo había que hacerle más caso a Google+?).

Por eso es tan importante mimar el SEO, elegir las keywords adecuadas, crear un título potente además de optimizado (no más de 60 caracteres) y una descripción bien redactada que si bien tiene hasta 5.000 caracteres, son vitales los primeros 130, que son los que suelen aparecer en la búsqueda, elegir cuidadosamente las etiquetas… Una tercera vía, quizás más puntual y táctica, es la de pago a través de una campaña de Adwords.

Bien, apoyado por menciones y posts en tus redes sociales, empujado por el algoritmo o pagando, has conseguido que alguien entre en tu canal. ¿Qué se va a encontrar? Personalízalo todo lo que puedas, elige una buena imagen de portada, incluye los botones de tus redes sociales, utiliza el “destacado” para poner arriba el primer vídeo que quieres que vea, ten entre 5 y 10 vídeos cuando arranques, ordénalos y crea listas de reproducción. Cuida las “miniaturas”, esa imagen fija del vídeo, no las dejes por defecto, elige entre las que te ofrece el canal o sube una propia: impactante, descriptiva y clara ya que el tamaño de las búsquedas es muy pequeño.

Y ahora viene lo más importante: el vídeo en sí. Porque puedes conseguir que lleguen, puedes conseguir que le den al “play” pero como no consigas engancharles, seducirles, enamorarles… no lo dudes, no volverán. Por eso te decía antes que lo realmente importante, el objetivo final, no es que lleguen ni de dónde lleguen: es que vean tus vídeos, y que repitan.

Creo que estamos entrando en una segunda era de YouTube, la de la profesionalización, y no me refiero a ganar dinero como YouTuber. Me refiero al cuidado de contenido y continente. A elaborar buenas historias, a guionizarlas, a editarlas y montarlas con medios técnicos adecuados… a alejarnos de la cutrez y del todo vale. Y no es una cuestión de dinero, o no es una cuestión de mucho dinero. Una pequeña inversión, no todo puede ser gratis, y mucha creatividad, marcarán la diferencia. A partir de ahí, créate una imagen de marca a través de frases o elementos recurrentes, unos créditos de entrada o una intro reconocibles para todos tus vídeos… haz tu propio programa de TV.

Se habla mucho de la duración de los vídeos, que si la atención promedio es de 3 minutos, que si de media duran 4,4… He visto vídeos de 3 minutos que se me han hecho eternos y vídeos de 15 que me han dejado con ganas de más. No va de cantidad, va de calidad. Por supuesto, cuida a tus visitantes y sé parte de la comunidad, interactúa con ellos, responde a sus comentarios, incluso con vídeorespuestas grabadas ad hoc, participa en foros, blogs y otros canales de YouTube aportando valor para generar interés y así conseguir que te visiten (sin “spamear”, por favor).

Para terminar, ¿cómo saber si lo estás haciendo bien? Mide. Utiliza YouTube Analitycs para ver el rendimiento del canal, de dónde vienen tus visitas, qué vídeos son los más vistos, qué funciona y qué no… Solo analizando podrás mejorar y conseguir así más visitas a tu canal. Y esto no se consigue en dos días, trabaja, actualiza con regularidad, un par de veces al mes, por lo menos. Ah, y que no se te ocurra caer en esas ofertas de “compra de suscriptores”. Está muy feo. Además de penalizado.

Son múltiples los elementos que pueden conformar una estrategia digital. Es por eso que el Máster en Marketing Digital de ICEMD aglutina numerosas casuísticas, estrategias y tácticas que dotan al profesional de todo aquello que necesita tener como referencia para poder desarrollar de forma exitosa su trabajo. Más información e inscripciones aquí.





Descargar e-Book




Comentarios

Deja tu comentario: