automatizacion de procesos

En cuestión de automatización de procesos, los vehículos de guiado automático o AGVs son el modo más flexible de automatizar los movimientos de materiales en planta. Una tecnología elemento fundamental de Industria 4.0 para la intralogística.

Para empezar a hablar de automatización de procesos en intralogística, comencemos por las definiciones:

Una vez definidos estos conceptos se puede argumentar de manera más clara cómo los vehículos automáticos son una herramienta clave de la Industria 4.0. Desde hace unos años, venimos incorporando a nuestro lenguaje y a nuestra economía una nueva manera de afrontar la producción, con fórmulas que incorporan las últimas tecnologías para poder amoldarnos de una manera más eficiente a los gustos concretos de cada consumidor, de manera inmediata, incluso adelantandonos a las necesidades que puedan surgir.





Descarga gratis la guía: Computación cognitiva. La nueva revolución del Big Data




Todo esto es posible gracias a ciertas herramientas, como Internet of Things, al Big Data y a la producción aditiva. Pero, ¿qué pasa con los movimientos de materiales en planta? Tradicionalmente, se venían ejecutando de manera automática por medio de transportadores que concatenaban los distintos puestos de trabajo. Instalaciones fijas que dificultan los cambios en los métodos productivos, impidiendo que la “customización” del producto final se llevase a cabo de manera fácil y sencilla, justo lo contrario a lo que demanda el mercado en la actualidad.

Ahí es donde entran en juego los AGVs o vehículos de guiado automático: un sistema de transporte que lleva la automatización de procesos un paso más allá al poder interactuar con las máquinas que los rodean sin necesidad de la intervención directa de persona alguna.

Todo esto es posible gracias a la existencia de un sistema informático o host que recibe las señales del status de todas y cada una de las máquinas en planta. Este sistema analiza todos estos datos para gestionar el funcionamiento coordinado de los elementos bajo su control, siempre para cumplir el objetivo último fijado por cada compañía: ininterrupción de la producción, prioridades de producto, productividad

Elementos fundamentales de los AGV

Seguro que te estás preguntando cómo es posible y la respuesta más sencilla es gracias al avance de la tecnología para la automatización de procesos. En ASTI definimos cinco elementos básicos y fundamentales en todo AGV. Así distinguimos:

Hay ocasiones en las que las rutas cruzan dos zonas con características muy heterogéneas que impide la utilización de un único sistema de guiado. En estos casos, es posible la instalación de varios sistemas de guiado en un mismo vehículo, de tal forma que entran en funcionamiento de manera alterna en función de la zona que se esté atravesando y siempre se utiliza el óptimo. Por poner un ejemplo, en el caso de los vehículos automáticos que se emplean para la carga de autoclaves, lo ideal es combinar un método de guiado que puede ser físico para los movimientos fuera del autoclave y otro por contornos para los movimientos dentro del autoclave, ya que dentro de éste cualquier marca quedaría destruida por el efecto del calor y la presión.

Estos sistemas se revelan como los idóneos para la automatización de procesos y del flujo de materiales en la industria 4.0. Un transporte de materiales flexible y fácilmente adaptable a las necesidades concretas de cada momento, capaz de interactuar de manera segura con las personas e instalaciones que les rodean. Simplemente intralogística para el 4.0.

En ICEMD, El Instituto de la Economía Digital de ESIC, ponemos a disposición de los profesionales programas en los que pueden conocer los últimos avances tecnológicos y cómo aplicarlos a su negocio para optimizar resultados. Infórmate sobre el Programa Superior en Intenet de las Cosas e Industria 4.0: todos los detalles e inscripciones aquí.





Descargar e-Book


Comentarios

Deja tu comentario: